11.7 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 24 abril, 2024

Edición N° 4757

Más de 1.000 millones de personas son obesas en el mundo

Las tasas aumentaron incluso en los países menos favorecidos

Más de 1.000 millones de personas son obesas en el mundo

Más de 1.000 millones de personas en el mundo son obesas, una condición vinculada a un
mayor riesgo de numerosos problemas, según estimaciones actualizadas, emitidas por la Organización Mundial de la Salud y un grupo internacional de investigadores.

La obesidad es tan frecuente que se volvió más común que el bajo peso en la mayoría de las naciones, incluidos muchos países de ingresos bajos y medianos que anteriormente habían luchado contra la desnutrición.

“Un número asombroso de personas vive con obesidad”, afirmó Majid Ezzati, autor principal del artículo publicado en The Lancet el jueves y profesor del Imperial College de Londres.



Si bien las tasas de obesidad se están estancando en muchos países más ricos, están aumentando rápidamente en otros lugares, añadió Ezzati. Y si bien la insuficiencia ponderal es cada vez menos común a nivel mundial, en muchos países sigue siendo un problema importante, lo que hace que un número cada vez mayor de países enfrente lo que se conoce como la “doble carga” de la desnutrición.

“En el pasado pensábamos que la obesidad era un problema de los ricos. La obesidad es un problema mundial”, afirmó Francesco Branca, jefe de nutrición de la OMS, en una conferencia de prensa.

Las tasas de obesidad en adultos se duplicaron con creces entre 1990 y 2022, y se cuadriplicaron entre niños y adolescentes de entre 5 y 19 años, según el documento. Durante el mismo período, la proporción de niñas, niños y adultos considerados con bajo peso se redujo en una quinta parte, un tercio y la mitad, respectivamente.



Ezzati calificó el aumento de las tasas de obesidad entre los niños como “muy preocupante”, reflejando una trayectoria observada en los adultos desde incluso antes de 1990. Al mismo tiempo, dijo, cientos de millones todavía no tienen suficiente para comer.

Tener un peso muy bajo puede ser muy dañino para el desarrollo de los niños y, en su forma más extrema, la condición puede causar que las personas mueran de hambre. Las personas obesas también corren riesgo de muerte prematura y discapacidad debido al vínculo con la aparición temprana de diabetes, enfermedades cardíacas y renales y una serie de otras afecciones de salud graves.

El aumento de la doble carga fue mayor en algunos países de ingresos bajos y medios, según el periódico, incluidas partes del Caribe y Oriente Medio. En estos países, las tasas de obesidad son ahora más altas que en muchas naciones de altos ingresos, particularmente en Europa.



Por su parte, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que era necesario implementar medidas como impuestos a los productos con alto contenido de azúcar y promover comidas escolares saludables para ayudar a abordar las tasas de obesidad.

“Lo más importante es que requiere la cooperación del sector privado, que debe ser responsable de los impactos de sus productos en la salud”, añadió.

error: ¡Contenido protegido!