MATEO CORONEL: “NO TE PODÉS RELAJAR EN NINGÚN MOMENTO”

El delantero ramallense se destacó en su primer año en Argentinos Juniors y trabaja fuerte para ganarse un lugar importante en un segundo semestre con mucha competencia. “Trato de aprovechar los minutos que me dan cuando me toca jugar”, contó Mateo, que el sábado metió los dos goles del triunfo de los suplentes del “bicho” ante San Telmo en un amistoso.

El ramallense quiere seguir creciendo en el fútbol grande.

 

EZEQUIEL GUISONE
secciondeportes@yahoo.com.ar

El fin de semana, Argentinos Juniors cerró su “mini pretemporada” de cara a un segundo semestre que lo tendrá debutando nada menos que ante River, por los octavos de final de la Copa Libertadores. El sábado, el bicho disputó un amistoso ante San Telmo, al que superó por 1 a 0 en el encuentro entre “titulares” (gol de Kevin Mc Allister) y 2 a 1 en el segundo partido, en el que Mateo Coronel marcó los dos tantos. El delantero ramallense, de 22 años, llegó a La Paternal en 2020 y rápidamente entró en la consideración del cuerpo técnico, teniendo sus primeros minutos en Primera y respondiendo con muy buenas actuaciones.

“Gracias a Dios estoy pasando un lindo momento, aprovechando los minutos que me dan cuando me toca jugar, pude tener buenas actuaciones cuando jugué, así que muy contento. Es el sueño de todos llegar a jugar en Primera, y ahora que estoy acá estoy tratando de aprovechar y cuidar el lugar que Dios me puso hoy en día”, expresó el exdelantero de Defensores en el Federal A.

Respecto del gran paso que dio al llegar a Primera, contó que “me llamó la atención todo, porque es algo único estar en Primera, las canchas, el club, la gente del club, el estadio, jugar en otros estadios, jugar contra equipos grandes… la verdad que me llamaron la atención todos los primeros pasos que di. Hoy en día ya me acostumbré un poco”.

Lo viajes en avión…
La otra vez hablaba con Franco (su hermano) y nos acordábamos de los viajes a Puerto Madryn, 19 horas de ida y de vuelta. Estábamos muertos cuando llegamos allá –recordó entre risas-. Pero la verdad es que todo el sacrificio que se hizo vale la pena hoy en día que estoy en un lugar de privilegio. Estoy aprovechando los viajes de Copa Libertadores, los viajes de torneo, todo el momento que pueda aprovechar lo trato de hacer al máximo, así que estoy muy feliz.

Mantenerse competitivo en un plantel de Primera no es tarea fácil, y así lo refleja Mateo: “No te podés relajar en ningún momento, tenés que estar pila todo el tiempo porque están todos bien, no hay diferencia entre uno y otro, cuando te relajaste un poco el otro o te supera, es una competencia sana pero muy exigente. Todos los días tenés que dar el 101% y eso es lo que trato de hacer para tratar de mantenerme en Primera”.

¿Cómo es Milito como técnico?
Le gusta entrenar mucho, hacemos muchos trabajos con pelota, es intenso… es un gran técnico, estoy muy contento de pertenecer a Argentinos y con este cuerpo técnico me siento muy cómodo.

Ahora se viene River…
Y sí, en octavos de la Libertadores nos vamos a enfrentar a uno de los mejores equipos de la Argentina. Vamos a dar pelea como siempre lo hace Argentinos, con humildad, con sacrificio, con huevos y todo lo que tenemos.

“Tengo amigos hinchas de River, y cuando estuve de vacaciones en Ramallo me decían ‘en cuanto nos hagás un gol, no aparezcás por acá’”, contó entre risas. “Uno trata de hacer lo mejor para el equipo y mis compañeros cuando me toca entrar. La verdad que tenemos un grupo muy lindo, tiramos todos para el mismo lado y Dios quiera y nos ayude para poder pasar de fase”, agregó el ramallense, cuyo primer gol en Primera fue justamente frente al equipo de Gallardo. “Estamos muy tranquilos y convencidos de lo nuestro, de la idea que nos baja el técnico, así que tenemos nuestras armas para ir a pelearle a uno de los mejores equipos del país”, tiró.

Coronel considera que ya está listo para el despegue, y en buena parte eso se debe a la consideración que tiene del cuerpo técnico y de sus compañeros. Su buen momento dentro de la cancha mucho tiene que ver con la tranquilidad que ha ganado fuera de ella. “Me llevo muy bien con muchos compañeros y especialmente con Franco Moyano, porque vivimos en el mismo edificio, mi novia y la de él son amigas, así que hicimos una linda relación. Tenés que hacer vínculos así para estar mejor. Al principio me costó estar lejos de mi familia, era muy ‘mamengo’ (risas). Pero me tuve que hacer, y hoy en día tengo mucha gente que me rodea que es muy buena, he hecho lindas amistades y sé que estoy como en casa. Eso me deja más tranquilo y sé que puedo estar mucho tiempo acá, porque me siento como en mi casa”.