MONSEÑOR OJEA: “PIDAMOS PODER VIVIR MENOS FRAGMENTADOS, MÁS INTEGRADOS”

“Es importantísimo volver a aquellas raíces que nos hicieron verdadera comunidad; plural, diversa pero una auténtica comunidad”, expresó el presidente de la CEA en un mensaje por el 9 de Julio.

El obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Vicente Ojea, comenzó su mensaje para el 9 de Julio expresando: “Celebramos la Independencia de la Patria en este tiempo en que la vivimos tan fragmentada”.

 “A mí me ha llegado mucho al corazón el impedimento de los abuelos por acercarse a los nietos y los nietos por no poder acercarse a los abuelos. Ha sido una de las cosas más dolorosas, y siguen siendo, de este tiempo”, señaló en un videomensaje.

 “El papa Francisco cita mucho el texto del profeta Joel que, en el capítulo tercero, nos dice: ‘derramare mi espíritu sobre toda carne, sus hijos y sus hijas profetizarán; los ancianos tendrán sus sueños y los jóvenes tendrán visiones’”

El prelado sanisidrense afirmó que “el Papa utiliza mucho esto de unir los sueños de los ancianos con la capacidad de futuro de los jóvenes” y reflexionó: “Es imposible que los jóvenes puedan hacer futuro si no se arraigan en los sueños de los mayores y los sueños de los mayores están llenos de experiencia, están lleno de cosas fuertemente vividas, están llenos de recuerdos. Una de las cosas que realmente falta en nuestra Patria es esta unidad”.

“Nuestros abuelos han soñado tantas cosas para nosotros, tantas veces nos enorgullecemos en hablar de ellos, su trabajo o lo que les ha costado tantas cosas; como costaba la vida también antes. Que importante es volver a esas herencias para poder ‘reengancharnos’ con lo que nosotros tenemos que construir como futuro”, sostuvo.

 “La Patria es la raíz, es importantísimo volver a aquellas raíces que nos hicieron verdadera comunidad, una comunidad plural, una comunidad diversa pero una auténtica comunidad. Si anclamos allí seguramente que tendremos mucho asegurado acerca del futuro”, agregó. Finalizando su mensaje para el Día de la Independencia, monseñor Ojea invitó a pedirle juntos al Señor “poder vivir menos fragmentados, vivir más integrados, para que este signo de los abuelos que extrañan a los nietos y de los nietos que extrañan a los abuelos tengan su compensación