Allanaron la empresa local Casport S.A. por presunta contaminación ambiental


Por orden judicial el pasado 18 de septiembre fueron allanados los predios de dos empresas del Puerto de San Nicolás y de Comirsa, en el marco de una causa que se inició el año pasado a partir de la denuncia de la ONG local Foro Ambiental San Nicolás (FOMEA). Se trata de las empresas Casport S.A. (ubicada en el puerto de San Nicolás) y MTR (ubicada en Parque Comirsa) las cuales son investigadas por presunta contaminación debido al inadecuado manejo de la carga, descarga y acopio de “petcoke” en el puerto local por parte de Casport S.A. y en el Parque Comirsa por parte de MTR.

Los allanamientos estuvieron a cargo de personal del Departamento de Delitos Ambientales de la Policía Federal Argentina y del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), la autoridad ambiental bonaerense. FOMEA denunció a estas dos empresas por infracción a la ley de residuos peligrosos nº 24.051. La causa lleva el número 27876/2017 y es instruída por la Fiscalía Federal de San Nicolás a cargo del Dr. Matías Di Lello que lleva adelante la investigación en conjunto con el área de Delitos Ambientales de la Policía Federal.

Sin acceso
EL NORTE se dirigió este viernes 28 de septiembre a la mañana a la sede de la Fiscalía Federal (San Martín nº 78) a cargo del Dr. Matías Di Lello, donde no se brindó a nuestro medio el expediente y tampoco el informe de los allanamientos realizados en las dos empresas, ni ningún otro dato relacionado con el tema.
Por su parte el Dr. José Pendino, secretario del Juzgado Federal n°2, explicó a EL NORTE que “la Fiscalía Federal solicitó al Juzgado Federal el allanamiento de estas empresas. Se evaluaron las pruebas, la razonabilidad y se ordenó la medida y se concretaron los allanamientos. En esta causa fueron los únicos allanamientos realizados hasta el momento. La Fiscalía continúa por su parte las medidas de instrucción”.

Fotografías y filmaciones

En diálogo con EL NORTE, Edgar Panigatti, encargado de prensa de FOMEA, explicó: “Las empresas fueron allanadas a partir de una causa que nosotros iniciamos contra estas dos firmas por el tema del petcoke. El petcoke es como el coque de la fábrica pero es un derivado del petróleo, no es carbón de coque. Se llama petcoke porque es carbón de petróleo”.
Además detalló: “La causa surgió por una denuncia anónima con fotografías y filmaciones que fueron adjuntadas en la causa, que nosotros empezamos a investigar. Nosotros denunciamos la posible contaminación porque venían barcos cargados con petcoke, lo descargaban a cielo abierto -cuando es algo se debe hacer con cintas cerradas-; todo eso volaba, cuando se cargaban los camiones”, dijo Panigatti.
“El petcoke, al ser carbón de petróleo, es sumamente peligroso, es un producto que se puede prender fuego en el solo hecho del traslado, pasarlo del barco a la cinta. Nosotros denunciamos que eso se trasladaba del barco por medio de cintas a cielo abierto a una playa de estas empresas dentro del puerto y luego se cargaban a camiones.
Todo ese polvillo volaba y contaminaba, y los camiones lo llevaban sin lona, sin nada, al Parque Comirsa donde está la parte de la fábrica de cemento. Ahora esto lo han parado por la denuncia”, señaló el ambientalista. “Nosotros fuimos a ver en el expediente qué había pasado con el allanamiento porque no nos avisaron del allanamiento.
Ahora vamos a hacer una presentación impugnando todo lo que se hizo, porque no fuimos notificados. El doctor Fabián Maggi, abogado de FOMEA, al día siguiente del allanamiento, fue al Juzgado y a la Fiscalía, y en ninguno de los dos lados pudo conseguir el informe de lo que había hecho la Policía Federal. No sabemos nada de lo que se hizo en los allanamientos porque no pudimos ver los expedientes”, se quejó Panigatti.Por último remarcó: “Nosotros realizamos la denuncia con todas las pruebas como corresponde.
Desde Fomea no hacemos ninguna denuncia sino corroboramos primero la fuente y luego hacemos la presentación”.-