La disparada del dólar ya impacta en góndolas y productos de tecnología


En promedio, la remarcación de precios en alimentos fue ayer de un 15 por ciento en supermercados y almacenes de la ciudad. En artículos de informática y electrodomésticos la actualización ronda el 20 por ciento. Hay proveedores que no están entregando insumos porque “no tienen precio”, advierten los comerciantes.


El estremecimiento económico producido por el alza del billete norteamericano ya tiene correlato en los comercios de San Nicolás. De acuerdo con lo que manifiestan los encargados de negocios del rubro alimentos, el precio en góndola en productos frescos y enlatados sufrió –en promedio– un 15 por ciento durante la jornada del lunes. Y no se descarta que sigan aumentando en las próximas horas, de acuerdo con la movilidad que experimente la cotización del dólar.
Dos grandes proveedores de alimentos, golosinas, cigarrillos ya le comunicaron a kiosqueros y almaceneros que a partir de este martes se aplicará un aumento promedio del 14% a los diferentes productos. “Arcor nos avisó hoy que nos van a bajar mercadería con un 15% de aumento”, advirtió la dueña de un drugstore ubicado en el microcentro.
En electrodomésticos, tecnología y perfumería los incrementos rondan el 20%, al compás de la devaluación de la moneda nacional. En algunos comercios de informática los proveedores no entregan productos. “Ayer [por el lunes] los sitios web de nuestros proveedores permanecieron cerrados. Hoy estamos monitoreando la situación. La incertidumbre es total”, explicó el propietario de un conocido comercio de informática.
Por el momento la decisión de la mayoría de las empresas proveedoras fue suspender las entregas a la espera de tener un panorama más claro. A pesar de ello, desde ayer se aplican aumentos importantes. “Nuestros productos están atados al dólar porque vienen de afuera. Es lógico que aumenten los precios si se dispara el dólar”, indicó el gerente de un importante local de cadena de electrodomésticos de nuestra ciudad.
También en varios comercios el rubro textil (indumentaria) comenzó la remarcación de precios, en el orden del 10% según advierten los propietarios en diálogo con este medio.

Más sectores
Entre los sectores más impactados por el alza del dólar se encuentra el de repuestos de autos, donde los productos fueron remarcados con un 30 por ciento de incremento, sean nacionales o importados. Hubo casos en los que el cliente que ya tenía un presupuesto con anterioridad y se encontró el lunes mismo con que ese producto le costaba ahora mucho más caro. “Hay mucha incertidumbre porque no se sabe dónde va a terminar esto. Ahora el dólar está a 63 pesos, pero no sabemos si en un rato se va más arriba todavía”, se lamentaba –al mediodía– el propietario de un comercio dedicado a la venta de insumos tecnológicos.
Efectivamente, la incertidumbre es factor común entre los comerciantes puesto que con la disparada del dólar se encarece toda la cadena de valor. “Y todavía falta que aumente el costo del flete. Lo peor es que esto va a echar más atrás el consumo. Recién vino una mujer que necesita un lavarropas nuevo y salió espantada con los precios. Imaginate lo que va a pasar si no se logra controlar al dólar”, se quejó otro comerciante.
El escenario podría agravarse todavía más cuando la suba del dólar se traslade a combustibles y tarifas de servicios en virtud de que esos mayores costos son trasladados a los productos.
Asimismo, la incertidumbre gana terreno en sector industrial ligado a la importación de productos. El caso emblemático es la empresa Motomel, dedicada al ensamble de moto partes importadas, que desde hace ya muchos meses viene padeciendo la caída de ventas. Ese escenario podría agravarse aún más si el precio del producto se dispara en igual proporción que el dólar.