Se encadenó en el municipio


Hugo Caballero resolvió “visibilizar” su descontento con la administración municipal, encadenándose durante algunas horas en la puerta principal del Palacio Municipal. Se trata de un empleado municipal que denuncia haber sido trasladado de su puesto de trabajo a modo de “represalia”. La manifestación contó con el apoyo de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), organización que lanzó un comunicado informando que serían un total de cuatro los trabajadores resignados a otras funciones (todos ellos, dependientes de la Secretaría de Gobierno), en medidas que el gremio consideró como parte de una “persecución gremial y política”.