Crisis: sesenta trabajadores de Motomel quedaron en la calle


La crisis que impacta en la producción industrial en el país se explica a partir de la fenomenal caída de la demanda, que impacta diferencialmente en casi todos los sectores. El de la venta de motos 0KM es uno de los más afectados puesto que la menor demanda se combina con el encarecimiento de un producto atado –de pies y manos- a la cotización del dólar.

En ese contexto, la planta Motomel La Emilia viene padeciendo la coyuntura desde hace ya muchos meses. A las suspensiones y vacaciones adelantadas instrumentadas en el personal durante el mes pasado, ahora se suma la reducción de la plantilla. En la mañana de ayer, a sesenta operarios le comunicaron la finalización de la relación contractual que tenían con la empresa. Los propios trabajadores le confiaron a este medio que no se descarta también la cesantía de personal de planta permanente.
Durante los primeros meses del año, la empresa producía alrededor de 4.500 motos por mes. Pero la demanda no se ajustaba al ritmo de producción puesto que se vendían unas 3.000 unidades mensuales. Ello fue generando un sobre stock que la empresa fue reduciendo a partir de la decisión de bajar la producción, para lo cual se instrumentaron esquemas de suspensiones y adelantamiento de vacaciones a la espera de que la coyuntura mejore.
La inclusión –durante el mes de julio- de las motos en el programa de financiamiento «Ahora 12» y «Ahora 18» favoreció un fuerte repunte en las ventas (cerca del 43% superior, según informó la Asociación de Concesionarios). Pero no alcanza para torcer un escenario marcado por la pérdida del poder adquisitivo y la incertidumbre económica y política que se desprenden del actual proceso eleccionario. “El que tiene la plata para comprarse una moto hoy prefiere esperar. Lo mismo ocurre en otros sectores de la economía. Además, el resultado de las PASO frenó todo”, le confió a este medio una alta fuente de la seccional San Nicolás de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). Incluso, la misma fuente indicó que “desde el 12 de agosto no se vendió una sola moto”.

Testimonios
Mientras el gremio trabaja en reducir al mínimo el impacto de la crisis en el empleo, las expectativas se centran en la recuperación de las ventas durante los meses estivales, donde históricamente la demanda crece por una cuestión estacional.
En ese contexto, la preocupación entre los trabajadores crece con el correr de las horas. "Los delegados nos informaron que hoy había 60 contratados despedidos, y mañana (por hoy) unos 40 efectivos”, afirma un grupo de trabajadores que se comunicó ayer con este medio. Vale señalar que fuentes gremiales desconocen la versión de que se instrumentarían otros 40 despidos en la jornada de este jueves.
“Se habla de que estaríamos obligados a tomar la indemnización en cuotas. Los derechos de los trabajadores vulnerados nuevamente. Igualmente, estamos muy unidos", le comunicaron los operarios a EL NORTE."A pesar de la situación constante de los despidos del día de hoy, nos siguen haciendo trabajar, sumándonos más trabajo a medida que sacan personas. Hoy un trabajador hace el trabajo de tres o cuatro personas", agregaron.