Las 100 nuevas viviendas de barrio San Francisco se sortean a fin de año


En diciembre próximo, un segmento de las familias nicoleñas inscriptas en el Registro Municipal de Vivienda tendrán la posibilidad de convertirse en adjudicatarias de una casa. Es que en el gobierno local entienden que antes de fin de año estarán en condiciones de realizar un nuevo sorteo, correspondiente en este caso a las 100 unidades habitacionales que desde fines de abril se están levantando en un predio de barrio San Francisco, en la zona oeste de la ciudad, vecino al que ya alberga otras 70 casas, ya terminadas, adjudicadas y habitadas.

Se trata de un plan de 100 nuevas unidades habitacionales, de las cuales 16 serán bioclimáticas. Este centenar de viviendas se financian con fondos nacionales, provinciales y municipales, en el «Plan de Acceso a tu Vivienda»: política municipal que apunta a la reducción del déficit habitacional acumulado durante décadas en la ciudad.
Sesenta de las viviendas fueron adjudicadas (en dos procesos licitatorios de 30 casas cada uno) a la constructora Tricking SA, mientras que otras 24, comprendidas en seis procesos licitatorios de cuatro viviendas cada uno, son construidas por cinco cooperativas de trabajo de nuestra ciudad. Las 4 restantes fueron adjudicadas a un estudio de arquitectos. A estas 84 viviendas se sumarán las 16 bioclimáticas comprendidas en un lote licitatorio diferente.
El municipio ejecutó en el lugar la obra de infraestructura de servicios básicos y el predio ya cuenta con red de agua potable, red de cloacas, gas natural, desagües pluviales, red eléctrica, alumbrado público y cordón cuneta. Sólo falta el asfalto sobre las calles que están compactadas.

Bioclimáticas
Las 16 viviendas bioclimáticas que integran el lote tienen la particularidad de ser las primeras en levantarse en suelo bonaerense. Se trata de construcciones que debido a su configuración arquitectónica son capaces de satisfacer las necesidades de confort de sus habitantes, aprovechar los recursos naturales del entorno y evitar así el consumo de energías convencionales.
A partir de un convenio con el Instituto de la Vivienda de la provincia de Buenos Aires, que tiene como titular al Dr. Ismael Passaglia, y el ministerio de Infraestructura bonaerense, se construirán estas viviendas también llamadas sustentables. Parten de la premisa de cuidar el medio ambiente mediante la reducción sustancial del consumo de energías tradicionales.
Los especialistas explican que la clave está en la conservación de la energía térmica en el interior de la casa, y la instalación y utilización de sistemas pasivos de generación de energía, como colectores solares que aprovechan la radiación solar para calentar el aire o el agua. Igualmente, las viviendas tendrán acceso a la energía eléctrica y gas natural.

Por sorteo
Estas nuevas 100 viviendas se sortearán bajo la misma modalidad que se implementó el 22 de marzo pasado, cuando se definió a los adjudicatarios de otro centenar de casas construidas en barrio Colombo.
Tratándose de unidades habitacionales de interés social, entre los inscriptos al Registro Municipal podrán participar del sorteo aquellos que reúnan tres requisitos centrales y prioritarios: tener familia constituida, no ser propietarios y contar con ingresos (el grupo familiar) por debajo de los dos salarios mínimos.
El sorteo definirá a un preadjudicatario titular y dos suplentes por cada vivienda, en atención a la posibilidad de que el beneficiario titular no cumpla con determinados requisitos al momento de ser visitado por la asistente social del municipio.
Al momento de anunciar el plan de 100 nuevas casas en San Francisco, el intendente Manuel Passaglia había advertido: “Durante muchos años no hubo programa habitacional en San Nicolás, lo cual generó un déficit muy importante a lo largo del tiempo. Este programa de nuevas viviendas busca ir reduciendo progresivamente ese déficit. Sabemos que se trata de un desafío muy grande pero también sabemos que alguna vez había que iniciarlo”.