Emergencia Alimentaria en San Nicolás, una respuesta política a la crisis social


Tal como adelantara EL NORTE en su edición de ayer, el Intendente Municipal Manuel Passaglia declaró por decreto la «emergencia alimentaria» en el Partido de San Nicolás, y ordenó la compra de 10.000 kilos de alimentos para distribuir entre los comedores de la ciudad.

La decisión del jefe comunal se funda en la difícil situación que atraviesa un sector de la sociedad. Y busca dar atención a la creciente demanda de niños que acuden a comedores, destinando recursos y alimentos para garantizar que a ningún niño de San Nicolás le falte comida.
El texto del decreto que lleva la firma del Intendente Manuel Passaglia entre sus considerandos que «el derecho a la alimentación es uno de los derechos básicos de toda persona, amparado en la Declaración de los Derechos Humanos. Que una correcta alimentación en los niños es necesaria para su normal desarrollo. Que la declaración de la emergencia permite agilizar los procesos de compra para asegurar la distribución de alimentos en los comedores y merenderos existentes en el Partido de San Nicolás. Que resulta necesario reforzar y fortalecer las líneas de acción que se vienen llevando adelante. Por ello, el Sr. Intendente en uso de sus atribuciones legales resuelve:
- Artículo 1º: Decrétase la emergencia alimentaria en el Partido de San Nicolás por el lapso de un año a partir de la promulgación del presente.
- Artículo 2º: Encomendar a las diferentes Secretarías Municipales que arbitren los medios necesarios para la correcta implementación de la presente medida.
- Artículo 3º: Solicitar al Departamento Ejecutivo Nacional y Provincial que refuerce la asistencia alimentaria dispuesta para el Municipio de San Nicolás.

A beneficio
Asimismo, el jefe comunal dispuso que la apertura del Estadio Municipal, a realizarse el mes próximo y donde se espera convocar cerca de 20 mil personas, sea a beneficio de estas instituciones.
La declaración se justifica en la necesidad de trabajar en un plan de acción que contemple todas las medidas necesarias para dar una respuesta efectiva a la situación que atraviesan las familias nicoleñas, pensando especialmente en los niños que se encuentran en situación de vulnerabilidad.