Una iniciativa que busca limpiar el monte de La Emilia


La Cooperativa de Recuperadores Urbanos Nicoleños, por decisión autárquica trabaja intensamente en el monte de la Emilia donde se está quemando basura ilegalmente. Intentan separar material reciclable dentro de largas cuadras en un basural a cielo abierto; llevando así una solución a la problemática, actitud lejana al ejemplo del presidente Macri que decidió importar basura tóxica por decreto.


Manuela Fernández Nessi
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

La lluvia de inversiones no desembarcó en nuestro país pero, para alegrarnos, somos importadores de basura; desechos sin certificado de inocuidad sanitaria ni ambiental porque “resulta de imposible complimiento”, como afirma el gobierno.
La Cooperativa de Recuperadores Urbanos Nicoleños, lejos de esa actitud, trabaja intensamente en el monte de la Emilia donde se está quemando basura ilegalmente. Intentan separar el material reciclable dentro de largas cuadras en un basural a cielo abierto, llevando una solución a la problemática, una conducta felizmente lejana al ejemplo de Mauricio Macri.
La disposición de los recicladores es una solución aunque tardía, ya que estos desechos (muchos de ellos tóxicos) no deberían estar en ese lugar si se implementara un tratamiento previo con separación de residuos en origen.
Un trabajo de hormiga es el que llevan adelante las Promotoras Ambientales del grupo: concientizan en instituciones, plazas y puerta a puerta, para mejorar la salud ambiental; que es la salud nada más ni nada menos que la de toda la población.
Estarán este viernes 13 de abril en la actividad `La Emilia Recicla´, una propuesta en una campaña de `sensibilización´ para charlar sobre esto. Será en dos momentos de la jornada: a las 10 en la Escuela N°18 y a las 16.30 en el Centro de Jubilados, abierta a toda la comunidad del barrio. El contacto: 0336-154583958.

No a la Incineración
La preocupación de los vecinos por el monte de La Emilia es muy grande. En un gran basural a cielo abierto, hay todo tipo de residuos: plásticos, metales, cartones y residuos industriales, entre otros.
Como se ve en la imagen, y como se puede constatar en un breve recorrido por el lugar, hay varios focos en una incineración ilegal.
El peligro que conlleva es no sólo para la salud del ser humano sino para el monte y su ecosistema, ante la posible propagación de un incendio, además de su contaminación permanente. A pocos metros los vecinos de la Emilia utilizan el monte para recreación, paseo, salir a correr o ir de camping. Un riesgo inminente.

Separación en origen
Es importante que los vecinos comiencen a separar los residuos en su casa y puedan depositar los materiales reciclables separados para entregarlos a los cartoneros, recuperadores y recuperadoras urbanos, que trabajan cotidianamente en nuestras calles.
La cooperativa trabaja intensamente en este proyecto para implementarlo de forma legítima, organizar y dar valor al trabajo sobre el reciclado. Hace dos semanas comenzaron con la organización y recolección diferenciada de los residuos en ese sector de la localidad.
El MTE de San Nicolás, tomó esta iniciativa y la lleva adelante junto a la comisión vecinal del barrio la Emilia, a las escuelas y los vecinos, que están muy preocupados con esta situación. Buscan reducir la cantidad de materiales que no tienen una correcta disposición y terminan en el basural a cielo abierto, con las múltiples problemáticas que esto conlleva.
Esperan que las autoridades municipales acompañen esta iniciativa, con medidas preventivas. “Existen leyes y normativas que deben ser cumplidas. Vimos que hay incineración en algunos lugares, la quema de basura está prohibida por la fuerte contaminación que produce”, resaltó Ana schwarz, coordinadora del grupo de Promotoras Ambientales. Ana insistió en la importancia de tomar conciencia y trabajar en conjunto.

Residuos industriales
“Falta mucho en ese sentido, hay que trabajar de otra forma, una manera en que no contamine ni perjudique a la comunidad ni al medio ambiente. Cuando hablamos de industria, hay una gran variedad, hay fábricas pequeñas y grandes, cada una con problemáticas distintas, pero todas deberían tomar conciencia que cuidar el medio ambiente es cuidar la salud de toda la población”, dijo Schwarz en una entrevista radial concedida a Javier Tisera.
“Nosotros estamos trabajando en ese sentido, para proponer soluciones y nuevas metodologías de trabajo, como también el cambio de simples costumbres”.
La cooperativa de recuperadores urbanos, están organizados para poder prestar este servicio, lo desarrollan y pueden ampliarlo mucho más: “Hay mucha capacidad y debe ser aprovechada. Es preciso disponer de los materiales reciclables, porque muchas veces la gente no sabe qué hacer con eso, y para sacárselo de encima rápidamente simplemente lo desecha todo junto. Hoy hay soluciones viables”, remarcó.

Impacto Ambiental
En la incineración de la basura se queman una mezcla de materiales descartados de todo tipo. Esto genera la liberación a la atmósfera de sustancias químicas persistentes, tóxicas y bioacumulativas, como las dioxinas y los furanos; ambos extremadamente dañinos para la salud y el ambiente. A su vez producen una fuente importante de contaminación con mercurio u otros metales pesados, hidrocarburos halogenados, gases ácidos, etc.
Por encima del daño inmediato, estos gases agravan el calentamiento global. Particularmente las dioxinas se consideran "súper contaminantes", generadas solo con la incineración, producen un daño irreversible en el ambiente hasta kilómetros de distancia, incluso generando peligros que afectan a la leche materna.
La incineración reduce el volumen de los residuos solo en un 30%. Esos residuos todavía hay que tratarlos, el problema es que las cenizas son un residuo peligroso, extremadamente contaminante que requiere un costo mucho más alto para enterrarlo en condiciones seguras.
El no tratamiento de estos residuos incinerados supone el riesgo de daños irreparables para la tierra y el agua que impacta hasta kilómetros de distancia del lugar de disposición final.
En resumen, la incineración de la basura libera gases ácidos y partículas tóxicas, volviendo de esa manera el entierro de los residuos aún más peligroso.