Previsible: Nación posterga la licitación del gasoducto Vaca Muerta-San Nicolás


El resultado de las elecciones primarias del pasado domingo 11 sigue dejando heridos, y esta vez fue la emblemática licitación para la construcción de un gasoducto que vincule Vaca Muerta con San Nicolás la que quedó en medio de la tormenta y a punto de naufragar.

La obra clave para que se pueda incrementar la producción de Vaca Muerta está a punto de ser postergada según anticipó el secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui.
“Vamos a dar una prórroga para que las empresas tengan más tiempo de presentarse y no haya una sola oferta”, indicó Lopetegui tras advertir que los detalles finos de la misma aún están siendo definidos.
“Lo que ha pasado es que han habido empresas que han comprado el pliego y han pedido una prórroga. Así que estamos analizando y probablemente demos una prórroga para que tengan tiempo ellos de presentarse también”, detalló Lopetegui y agregó que “hay una empresa china que dice que también está interesada, que todavía no pidió la prórroga, pero la prórroga la vamos a otorgar igual por el pedido que ya tenemos”.

Cuatro interesados
Hasta el momento cuatro firmas compraron los pliegos para la licitación que según el cronograma oficial debía cerrar el plazo de recepción de ofertas el próximo jueves 12 de septiembre. Entre las firmas que se sabe que adquieron pliegos se encuentran Transportadora Gas del Sur (TGS), cuyo accionista principal es Pampa Energía; Transportadora Gas del Norte (TGN) con CGC y Tecpetrol (Grupo Techint) como accionistas centrales; Pan American Energy (PAE), la petrolera de la familia Bulgheroni; y una compañía asiática.
Si bien Lopetegui no precisó hasta cuando se postergará la licitación, al ser consultado sobre si sería para después de las elecciones nacionales del próximo 27 de octubre indicó que “puede ser, creo que la prórroga va a ser más larga que un par de semanas”.
Desde las firmas interesadas en el proceso se detalló que ya fueron informadas extraoficialmente de la postergación y, aunque indicaron que siguen trabajando para presentar la documentación requerida, también daban por seguro que el proceso se frustraría.
Es que el resultado electoral de las PASO y la siguiente corrida cambiaria dejaron prácticamente en el terreno de las utopías la posibilidad de conseguir el financiamiento necesario para solventar la obra que está valuada en unos 2.000 millones de dólares.