Por la caída de la demanda, Acindar Villa Constitución reduce un turno de trabajo


En la planta de Acindar de Villa Constitución crece la incertidumbre entre los trabajadores. La empresa siderúrgica en la que trabajan más de dos mil personas confirmó una caída en los turnos de acería y trenes laminadores a partir de mediados de octubre, que según la firma, está dentro del convenio firmado con el gremio. Al mismo tiempo, desde la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) indicaron que “esto pone en riesgo la situación de los contratados” y que la caída en los salarios sería de “ocho mil pesos”.

La empresa argumentó que el principal motivo de esta medida es “la baja de la demanda en el mercado argentino”. Mediante un comunicado interno, la firma destaca que intentará “regresar al mercado de exportación en octubre para minimizar el impacto”. Pero aclara que aun cuando se logre exportar “más del 25%” de la producción, “los volúmenes no serán suficientes para mantener el nivel de operación actual”.
Acindar hoy se encuentra operando en un 60% de su utilidad. La mayor parte del acero que allí se produce se destina al mercado interno, que hoy se encuentra fuertemente retraído. Por lo expuesto, Acindar asegura que se ve “obligada” a modificar el régimen de turnicidad de la planta de Villa Constitución, a partir de mediados de octubre de 2019. Así, el sector de acería pasará a operar ambas líneas en 3 turnos, cuando actualmente lo hace en 4. Y en tren laminador 2 y tren laminador 3, la caída es de 3 a 2 turnos.
“La difícil situación que atraviesa nuestro país nos desafía a resolver entre todos cualquier problema que se nos presente en los próximos meses, evitando que la situación de nuestra empresa se agrave aún más”, establece el texto que se distribuyó internamente en la planta y que tiene la firma del comité ejecutivo.

Contratados
El secretario general de la UOM seccional Villa Constitución, Pablo González, comentó que “los motivos que da la empresa son la caída en las ventas del mercado interno y también que el Gobierno no quitó el impuesto a la exportación”. Luego agregó que “en realidad es un cúmulo de cosas que nos llevó a esta situación que también están viviendo otras industrias del sector”.
En cuanto a la posibilidad de que esta situación se agrave y pueda llegar a suspensiones o despidos, González aclaró que “el acuerdo vigente que tenemos con la empresa nos da un paraguas importante”. Sin embargo, el secretario general de la UOM alertó que “el problema más importante de esta medida es que al caer las turnicidades, vamos a perder muchos contratados”. Y añadió: “Por ejemplo, en el sector de Acería tenemos 39 contratados y la empresa nos adelantó que quedarían 9”.
En cuanto a la retracción en los sueldos de los trabajadores, el sindicalista estimó que “será de unos 8000 pesos al sacarse un turno”.