¡Tremendo! Betiana Pintener completó el Spartathlon


La nicoleña concretó este sábado una de las mayores hazañas a las que puede aspirar un ultramaratonista: completar el recorrido de 246 kilómetros que dividen Atenas de Esparta. El Spartathlón es una de las pruebas más exigentes del mundo, y Betiana fue una de los nueve argentinos que pudieron cruzar la línea de meta en menos de 36 horas, el tiempo límite.


Ezequiel Guisone
secciondeportes@yahoo.com.ar

El Monte está de fiesta. Desde hace meses los atletas de nuestra ciudad vienen acompañando en el sueño de correr juntos el Spartathlón a Germán Cordisco y Betiana Pintener, y los siguieron minuto a minuto por todas las vías tecnológicas que se imaginen. En la madrugada del viernes, la prueba más exigente de la ultradistancia mundial inició una nueva edición, con estos dos enormes atletas de nuestra ciudad en la línea de largada, entre los casi 400 de todo el mundo que se animaron a recorrer los 246 kilómetros que unen Atenas con Esparta, en Grecia. La prueba es de una exigencia extrema, porque a los diferentes terrenos, con sus alturas y sus dificultades, le agrega 74 puestos de control por tiempo, que los atletas deben pasar en tiempo y forma para no ser descalificados. El objetivo: completar el trayecto en menos de 36 horas.
Germán Cordisco, que logró la hazaña en 2013 y 2018, esta vez no pudo. Sufrió un cuadro de deshidratación y debió abandonar antes de la mitad del camino. Betiana Pintener no se detuvo. Siendo prácticamente una novata en esto de las distancias ultras (corrió la primera Ultra a fines del año pasado, y siempre lo hizo en pista), demostró que tiene unas condiciones innatas increíbles, con una resistencia física fuera de lo común. Mucho calor en el día, frío de noche, niebla, montañas… nada la detuvo. Mientras tanto, en San Nicolás familiares y amigos la seguían kilómetro a kilómetro, sufriendo a la distancia y dándose fuerzas unos a otros para resistir ante tanto nerviosismo. Betiana iba superando los controles con cierta holgura en sus tiempos, y una vez superado el día entero de carrera ya todos intuían que la hazaña se iba a concretar. La nicoleña, que partió desde Atenas a la 1 de la madrugada del viernes de nuestro país, llegó a Esparta hoy al mediodía. Fueron 35 horas, 40 minutos y 56 segundos de carrera para Pintener, que con el poco resto que tenía besó los pies de la Estatua del Rey Leónidas (una tradición entre los que arriban a la meta) y se fundió en un abrazo con su novio, Germán Cordisco, que luego de quedar fuera de la competencia la siguió minuto a minuto. El nicoleño es el principal responsable de este momento deportivo de Betiana, y en ese sentido ambos tuvieron la esperada recompensa.
El ganador de la prueba fue el húngaro Tomas Bodis, que completó los 246 km en 23 horas y 29 minutos.

Legión record
En esta edición 2019, fueron de la partido 376 atletas, de los cuales llegaron 197, un 53 por ciento. Argentina estuvo por encima de la media, con doce atletas en competencia y nueve que pudieron completar. Entre ellos, el primero en arribar a Esparta fue Pablo Barnes, en 29 horas, 21 minutos y 5 segundos. Después arribaron Fernando Petracci (31h04m06s); Federico Vittar (32h29m46s); Patricia Scalise (33m59m45s); Javier Zannino (34h36m26s); Alejandro Almirón (35h05m55s); Sandra Rolón (35h39m42s); Betiana Pintener (35h40m56s) y Graciela Vélez (35h40m56s). Los que no pudieron completar la prueba fueron Manuel Méndez, Germán Cordisco y Leonardo Budge. Argentina tuvo en esta edición su récord de participantes (12) y fue la legión más grande de latinoamericanos en Grecia.


FOTO: Betiana y Germán, antes de la largada. SPARTATHLON OFICIAL.