El sistema de videocámaras, clave para identificar al asesino de Daiana Almeida


En la mañana de ayer, EL NORTE fue convocado a conocer el Centro de Monitoreo de cámaras de seguridad en el cual se sigue -en tiempo real- las imágenes de las 392 cámaras que el municipio tiene distribuidas en distintos puntos de la ciudad a fin de trabajar en prevención y/o esclarecimiento de diferentes tipos de delitos.

Allí, el titular de la Comisaría Primera de San Nicolás, Germán Storch, el jefe de División del Centro de Monitoreo, Javier Cagliero, y la subsecretaria de Atención Ciudadana, Natalia Donadío, explicaron el funcionamiento del sistema y dieron detalles del trabajo de identificación del autor del femicidio de la enfermera Daiana Almeida y el recorrido que realizara la víctima desde que deja su lugar de trabajo hasta las proximidades donde finalmente fuera hallado su cuerpo sin vida.
“La intervención del Centro de Monitoreo tuvo una incidencia clave en la investigación del homicidio de Daiana. Lo primero que se hizo una vez conocida la noticia de su desaparición fue verificar las cámaras a fin de obtener información útil para la investigación. Fue aquí donde pudimos obtener imágenes de prácticamente todo el recorrido que realizara Daiana, desde que salió del hospital hasta su domicilio”, explicó el comisario Storch.
En pantalla gigante, se proyectó el recorrido de Daiana en el que se aprecia cómo su victimario, Miguel Ángel Nievas, comienza a seguirla de cerca poco antes de ingresar al viaducto de Nación y Álvarez. Poco después, Nievas pone su motocicleta a la par de la de Daiana. La joven enfermera realizó aquella noche el mismo recorrido de todos los días, continuando desde el viaducto hasta calle Córdoba y de allí giraba hacia su domicilio (Córdoba y Lavalle).
“Con las cámaras municipales se pudo determinar que en algún punto entre Nación y Morteo el victimario empieza a seguir a la víctima a corta distancia hasta que en Córdoba y Lavalle la aborda”, contó Storch. La imagen del momento en el que Nievas aborda a Daiana no está registrada en virtud de que allí no hay cámaras, aunque los testimonios de los vecinos del lugar sirvieron para esclarecer ese momento.
“Los vecinos manifiestan que se produce un diálogo entre ambos, y a partir de allí las dos motos salen a la par, lo cual pudimos corroborar con la cámara municipal ubicada en Alberdi y Córdoba”, relató Storch. Esa es la última cámara que toma a Daiana. Desde allí hasta el lugar donde se produce el homicidio no hay registro fílmico debido a que los desplazamientos fueron por caminos alternativos.
Gagliero explicó que el sistema de videoseguridad cuenta con 392 cámaras distribuidas en distintos puntos de la ciudad, las cuales son monitoreadas por un equipo de 30 personas que trabajan en cuatro turnos las 24 horas del día. “Contamos con dispositivos fijos y domos, todos de alta definición”, dijo.

Prevención
Si bien el sistema de videocámaras de seguridad es importante para esclarecer delitos, el objetivo central es trabajar en la prevención de los mismos. En ese sentido, Natalia Donadío explicó que “a diario se logra prevenir diferentes tipos de delitos a partir del seguimiento en tiempo real de las imágenes que proporcionan las cámaras. Es permanente el trabajo de prevención. Toda vez que se detecta una situación sospechosa lo que se hace es dar aviso al 911, y a partir de entonces se instrumenta un operativo para evitar el posible delito. Todos los días se logra evitar robos, hurtos y hasta secuestrar vehículos que han sido robados”.