UOM: negociación que mantiene expectantes a miles de nicoleños


La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) activará desde este martes las conversaciones vinculadas a la cláusula de revisión salarial firmada en paritarias, la cual convoca al gremio y a las cámaras empresariales del sector a negociar una actualización salarial que permita empatar el registro inflacionario.

En primer término se negociará con las cámaras del sector metal mecánico, cuya principal representación está en Adimra. La semana posterior se pondrían en marcha las conversaciones con los representantes del sector siderúrgico aglutinados en la Cámara del Acero.
En San Nicolás hay unos 1500 trabajadores metalúrgicos vinculados a las pymes metal mecánicas, y unos 5000 en la rama siderúrgica que son empleados propios de Ternium, y del Grupo ArcelorMittal en las plantas Bonelli y Fenicsa. A ellos se les suman los empleados de firmas contratistas que prestan servicios para las grandes siderúrgicas. Es decir que en San Nicolás se da una relación inversa en cuanto a la cantidad de afiliados que tiene UOM a nivel nacional puesto que en nuestra ciudad el 70% de esos afiliados trabaja en el sector siderúrgico mientras que el 30% restante está vinculado a las empresas metalúrgicas. A nivel nacional, por el contrario, la mayor parte de los afiliados a UOM pertenecen al sector metalúrgico.
Como sea, la negociación de actualización salarial para trabajadores de la UOM tiene un fuerte impacto en la economía doméstica. La intención es actualizar o reajustar el convenio que se firmara oportunamente para este año en función de que la inflación superó lo que se tenía como expectativa. Vale explicar un dato técnico: La UOM, como la mayoría de los gremios, acordó en paritarias la denominada «cláusula de revisión» que difiere de la «cláusula gatillo» en un aspecto central: mientras esta última actualiza salarios automáticamente una vez que el nivel de inflación supera lo establecido en paritarias, la cláusula de revisión conmina a las partes (gremio y empresarios) a sentarse a la mesa de negociaciones para acordar el ajuste y actualización del salario.
Lo cierto es que la UOM irá a esa mesa de negociación con la intención de acordar el porcentaje que falta para empatar a la inflación de este año que, según se proyecta, trepará al 55%. En ese sentido, el último acuerdo para el sector se firmó en mayo y fue de un 36%.