Fiplasto le dio vacaciones a gran parte de su personal


Tal como estaba previsto desde hace un par de meses, en la jornada de ayer dieron comienzo las vacaciones forzadas para gran parte de los trabajadores de la empresa Fiplasto. En esa condición se encuentran casi la totalidad de quienes se desempeñan en la planta de la empresa, fábrica de muebles y forestación. También se suman algunos fuera de convenio. Estas personas reingresarán el próximo 20 de enero.

Desde hace un tiempo prolongado la empresa Fiplasto se encuentra atravesando una difícil situación económica, y ahora, luego de un programa de suspensiones que se extendió por cuatro meses, los empresarios decidieron darles las vacaciones a más del 90% de los trabajadores. En su momento, desde la empresa sostenían que las ventas les habían bajado notoriamente -por esos días responsabilizaban por esta situación a las políticas importadoras del gobierno de Mauricio Macri- y que por ese motivo quedaban en inferioridad de condiciones con los productos que ingresaban desde Brasil. Por esos tiempos -esto ocurrió hace poco más de un año- Fiplasto había perdido gran parte del mercado interno con las empresas de gaseosas y cervezas que compraban sus tarimas para trasladar su mercadería.

El mejor acuerdo dentro de la crisis
Los meses fueron pasando, la situación no mejoró y luego del programa de suspensiones que terminó en el pasado mes de octubre, se decidió darles las vacaciones a gran parte del personal. “Dentro de lo malo este es el mejor acuerdo al que hemos podido llegar y estamos esperanzados en que ahora, con el cambio de gobierno, la situación se pueda revertir. Los compañeros aceptaron esta decisión de la empresa y ahora estamos a la espera de que para el regreso a nuestras tareas la situación sea diferente”, declaró ante EL NORTE en la mañana de ayer el secretario general del Sindicato de Fiplasto, Juan Silenzo. Dentro de la planta continúan prestando sus tareas con normalidad gran parte de los empleados que están fuera de convenio -en su gran mayoría se desempeñan en el sector administrativo- y una ínfima cantidad de trabajadores que se encuentran trabajando bajo convenio que están a cargo de trabajos de limpieza y hacer pequeñas refacciones. “Los trabajadores también le estamos poniendo el cuerpo a esta situación y nos encontramos con empleados que aún no tienen los años de trabajo que les permita tener esta cantidad de días de vacaciones, pero ellos han aceptado que les sea restados el próximo año. Nosotros le estamos poniendo el cuerpo a esta situación porque queremos mantener nuestra fuente laboral”, aseguró Silenzo sobre el cierre. Por otra parte, el dirigente sindical informó que cada trabajador cobró la totalidad de lo que le correspondía por sueldo, aguinaldo y vacaciones, por lo que la situación de los empleados tuvo una mejoría respecto a lo que fue el programa de suspensiones de meses atrás.