Una productora cultural en busca de la consolidación


Casona 8 es una organización auto-gestiva que propone talleres, seminarios y eventos para todas las edades. Comenzó en Lavalle 188, hoy su lugar físico es itinerante. Realizan eventos, sobre todo de tinte musical, en distintos puntos de la ciudad, buscando generar un circuito artístico que no hay.

El interés de la productora familiar es que: “El arte se expanda en la ciudad, que nos ayude a seguir creciendo profesionalmente, pero mucho más nos ayude a crecer y evolucionar como seres humanos”, define Valeria Moreno, creadora de Casona Ocho. Comenzaron hace unos años, en un plan familiar, realizando eventos de música, conciertos íntimos, acústicos, teatrales, clown y danzas, gestionando con artistas locales y de todo el país, para que lleguen a conocer San Nicolás, nuestro río y su gente. “Es muy linda la devolución que hacen los artistas cuando llegan a la ciudad, quedan encantados la naturaleza y lo que el lugar les genera”, señaló Valeria. “Creo que San Nicolás estuvo mutando durante el último tiempo. Percibo que ahora hay una suerte de sed de nuevos escenarios, de nuevas propuestas. Cuando traes algo novedoso el público responde muy bien, es decir que es necesario generar nuevos espacios de encuentro y darle lugar a nuevos artistas o ya consolidados pero que no se han visto nunca aquí”, destacó la productora local.
El fin de Casona es crear un ambiente hogareño, asegurando calidad y excelencia en los eventos. Por lo general, suceden los fines de semana: música, teatro, danza y cine. Algunos espectáculos tienen como protagonistas a artistas locales, mientras que otros ven llegar artistas nacionales. El circuito musical en San Nicolás esta dado únicamente por bares, “sería muy enriquecedor que se genere, o generemos un circuito artístico que abarque toda la zona. Desde Villa Constitución hasta San Pedro, y que tanto los artistas como el público puedan disfrutarlo”, reflexionó Valeria, al tiempo que explicó, que gestar este tipo de conexiones culturales, conlleva mucha dedicación y esfuerzo, y que muchas veces no está bien remunerado haciendo difícil sostenerse en el tiempo, ya que los ingresos son escasos. Por lo general, las recaudaciones van para los artistas y para cubrir los gastos de cada encuentro.

Actividades
Seminarios de bombo Leguero, coordinado por el santiagueño Gastón Coria, reunió a más de 50 personas en mayo sobre el parque San Martín. Los acústicos, el folklore, el canto, son sellos distintivos de esta productora cultural. La marca de la mujer y su fuerza creciente de hoy, también está presente, la energía femenina fluye en performances, en ensambles femeninos, en shows. Ensamble feminino, canto y percusión a cargo de Florencia Dávalos y Mariana Mariñelarena, generó un encuentro por y para mujeres único en la ciudad, unidas por la música, por el ritmo y lo vocal. Anec-dotario, del comediante Adrian Demichelis, fue impulsado por esta productora, como lo fueron las clases de Clown de Andrés Caputo, o el tributo a Silvio Rodríguez, que fue un éxito a sala llena. Los talleres para primera infancia en el marco de las vacaciones de invierno, o Pimpau, una banda infantil de renombre nacional, fueron promovidos por Casona.
La asociación Cultural Rumbo, el Teatro Rafael de Aguiar, el Auditorio Municipal, los espacios públicos, o centros culturales independientes como Ágora, son puntos fluctuantes donde Valeria genera contenido constantemente. Dentro de las grandes actividades municipales, también ponen su grano de arena, siempre que se hable de cuestiones artísticas, Casona 8 está presente, actualizada, generando e impulsando. “Estamos a la espera de un subsidio desde hace aproximadamente tres años, para poder armarnos de equipo y tener la independencia suficiente para montar nuestros propios espectáculos”, reveló Valeria y contó que hoy los costos de alquiler son muy altos, y se hace difícil generar eventos independientes. Por esto, son hoy un nexo entre los artistas y los espacios, enviando propuestas que se puedan abordar, pero no dejan de buscar la consolidación propia. “Desde Cultura de la Municipalidad siempre estuvieron abiertos a las propuestas que llevamos, pero también estaría bueno tener un espacio propio, para aquellas actividades que no son tan populares o masivas, apuntando a un público especifico que está”, marcó Valeria.
Los últimos años en Argentina fueron difíciles para las producciones culturales, por el simple hecho que dentro de las crisis, “es lo primero que uno recorta, las salidas, los eventos, salir a escuchar música y tomar un vino, lo recreativo pasó a ser algo secundario, fue difícil sostenerse. Esperamos una mejora, vamos a seguir trabajando y sin dejar de hacer, que es la motivación nuestra”, apuntó.