Promotores locales de la Ley Micaela lamentan la falta de capacitación


El presidente Alberto Fernández participó este viernes junto a su gabinete de la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres y diversidades, que prescribe la denominada «Ley Micaela» sancionada por el Congreso de la Nación en 2018 (aunque promulgada a principios de 2019) y destinada a las personas que se desempeñan en los tres poderes del Estado, en todo el territorio nacional.

Más tarde la provincia de Buenos Aires adhirió a la norma nacional y en agosto de 2019 San Nicolás se sumó, a su vez, a la Ley provincial.
No obstante, más allá de una capacitación online para empleados del Poder Judicial, todavía no hubo en San Nicolás una instancia de capacitación para funcionarios municipales. Así lo remarcaron desde el Movimiento Evita y desde Unidad Ciudadana, principales promotores de la ordenanza que se sancionó en el Concejo Deliberante el 8 de agosto de 2019, en plena campaña electoral hacia las primarias.Impulsada por el Movimiento Evita de San Nicolás, la iniciativa local (ya convertida en ordenanza) planteó una adhesión municipal a la Ley provincial 15.134, que a su vez adhiere a la denominada «Ley Micaela» para todo el ámbito nacional.
«Adhiérase el municipio de San Nicolás de los Arroyos a las disposiciones de la Ley Provincial Nº 15.134: Ley Micaela de capacitación Obligatoria en género para todas las personas que integran los tres poderes del Estado», estableció el proyecto que se aprobó por unanimidad.
Ya en aquel momento, desde el bloque de Unidad Ciudadana la concejala Muriel Engelbrecht expresaba en la sesión en que la iniciativa se votó: “Nuestro bloque quiere agradecer tanto al Movimiento Evita por traer esta iniciativa, como así también el acompañamiento de los otros bloques a este proyecto en comisión. Vamos a estar esperando ansiosos que esta normativa local que acabamos de aprobar tenga su aplicación efectiva en San Nicolás”.
No obstante, en contacto con EL NORTE Engelbrecht lamentó ayer –cinco meses después de aquella aprobación– que la ordenanza no haya producido todavía efectos prácticos visibles. Y también reveló que su espacio político evalúa la posibilidad de hacer un pedido formal a través de un pedido de informe o proyecto de comunicación.
Desde el Movimiento Evita, Paola Enrico (referente del Frente de Mujeres de esa organización, promotora de la iniciativa local y ahora concejala electa por el Frente de Todos) también lamentó que muchos municipios (e incluso provincias) hayan dado una mera adhesión formal a la Ley Micaela, pero todavía están lejos de materializar las capacitaciones integrales que allí se prescriben. De todos modos, evaluó como “esperanzadora” la circunstancia de que el Poder Ejecutivo Nacional, con el Presidente de la Nación a la cabeza, hayan cumplido con lo que la norma establece.

Fernández
“Queremos una sociedad igualitaria, con plenitud para todos más allá de su condición de género y de su identidad sexual, queremos una sociedad donde todos tengan las mismas oportunidades para desarrollarse”, explicó el presidente Alberto Fernández al intervenir en el cierre de la actividad que se desarrolló en el Centro Cultural Kirchner (CCK), un curso dictado por la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y la integrante del Consejo de Asesores de la Presidencia, Dora Barrancos, para ministros, secretarios, subsecretarios y empleados del Estado Nacional.
“Somos una sociedad pensada y construida a partir del hombre, donde la mujer solo fue un acompañamiento, descuidando objetivamente que fue parte esencial de la sociedad argentina”, marcó el Presidente de la Nación.Luego, en declaraciones a periodistas acreditados de Casa Rosada, Fernández consideró “muy valioso” lo que “impone” la Ley, en cuanto a la “necesidad de que la sociedad tome conciencia de la desigualdad entre el hombre y la mujer y de lo imperdonable de la supremacía del hombre contra la mujer”.
“Yo entiendo que eso es parte de una cultura que existió durante muchos años, pero ahora que nos damos cuenta de lo que pasa no podemos seguir siendo complacientes. Hoy es un día para reflexionar sobre la igualdad no solo de la mujer con el hombre, sino de todos los géneros y del respeto a la diversidad”, señaló durante el breve contacto en el Salón de los Bustos.

La ley
La Ley Micaela (que ahora cumplió un año desde su promulgación) tiene como objetivo promover el desarrollo de un plan de formación continuo para dinamizar la transformación cultural al interior del Estado, que garantice igualdad de oportunidades y derechos.En abril de 2017, Micaela García, integrante del colectivo Ni Una Menos y militante del Movimiento Evita, fue víctima de femicidio en la ciudad entrerriana de Gualeguay, por un hombre que recibió la pena a prisión perpetua por el crimen.
La Ley Micaela, sancionada en 2018 por el Congreso de la Nación, establece la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñen en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación, lo que hoy cumplió el presidente Alberto Fernández junto a todo su gabinete.
El nombre de la norma homenajea a Micaela García, la joven de 21 años que fue víctima de un brutal femicidio al ser violada y asesinada en abril de 2017 a la salida de una discoteca en la ciudad de Gualeguay, en Entre Ríos, por un hombre con antecedentes de haber cometido ataques sexuales.
La capacitación que establece esta Ley, cuyo número es 27.499, comprende a todas las personas que se desempeñan en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación, en todos sus niveles y jerarquías. Y luego de las correspondientes adhesiones, el universo de los destinatarios de las capacitaciones se extendió, también, a los ámbitos provincial y municipal.