El impacto en los puertos tras la aprobación de ley impositiva


Tras la modificación en el Senado del artículo 100, el proyecto aprobado establece alícuotas extraordinarias por tonelada cargada en buque, por tonelada descargada en buque y por tonelada removida en el mes. La medida afecta a la terminal portuaria de San Nicolás, donde el temor se funda en la fuerte posibilidad de que los barcos que operan aquí decidan hacerlo ahora en Rosario o en el puerto de Buenos Aires. En San Pedro ya encienden las alarmas.

Pese a la significativa modificación que se logró introducir en el debate parlamentario, los representantes de los puertos de la provincia de Buenos Aires están preocupados por el impacto que tendrán en el sector las tasas extraordinarias impuestas sobre sus actividades a partir de la nueva Ley Impositiva impulsada por el Ejecutivo bonaerense y aprobada esta semana en la Legislatura. La medida afecta a la terminal portuaria de San Nicolás donde el temor se funda en la fuerte posibilidad de que los barcos que operan aquí decidan hacerlo ahora en Rosario o en el puerto de Buenos Aires en virtud de que las alícuotas a pagar son más bajas.
La Legislatura de la Provincia de Buenos Aires aprobó con modificaciones la Ley de Reforma Impositiva elevada por el gobernador Axel Kicillof. El proyecto dedicaba el artículo 100 a las actividades portuarias de carga, descarga y removido de mercaderías, a las que le fijaba una tasa extraordinaria, que finalmente sufrió una modificación tras el debate en el Senado –se redujeron los montos en un 50%– y fueron finalmente aprobadas en Diputados. El proyecto original establecía tasas de $ 93 por tonelada cargada en buque, $ 273 por tonelada descargada en buque y $ 46 por tonelada removida en el mes. Finalmente, el proyecto aprobado expresa tasas de $ 46 por tonelada cargada en buque, $ 139 por tonelada descargada en buque y $ 23 por tonelada removida en el mes.

San Pedro en alerta
La salida de un cargamento por 15.000 toneladas de porotos, provenientes de Salta y con destino a Cuba, desde el puerto de San Pedro quedó en riesgo tras la sanción de la Ley Impositiva provincial que impone una sobretasa de Ingresos Brutos a las actividades portuarias que se tornan inviables. "Firmaron la sentencia de muerte de los puertos de la provincia", remarcaron fuentes del sector. Es que la sobretasa genera la pérdida de competitividad de los puertos bonaerenses contra los de otras provincias e incluso Uruguay. La situación puso a la empresa que enviaba los porotos desde Salta, y que cuya primeras cargas deben arribar a las cercanías de San Pedro el miércoles, a buscar alternativas más económicas, como son los puertos del sur de Santa Fe, comentaron fuentes sectoriales. También entraron en alerta a los funcionarios municipales de San Pedro y a los trabajadores del puerto de esa localidad, que realizaron un cese de actividades por varios horas, junto en momentos que comenzaba la tarea de embarque en la terminal cerealera, para expresar la preocupación frente a un posible parate de la actividad y su perjuicio para las fuentes de trabajo local.

Quejas
“La reducción en un 50% del planteo original no trae beneficios para la actividad. Sostenemos nuestros argumentos respecto de la migración de cargas. De hecho, ya hay indicios”, indicó Martín Brindici, gerente general de la Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC). El Ejecutivo hizo referencia al impacto que la medida tuvo en el Puerto de San Pedro, al norte de la provincia de Buenos Aires. “Hoy entró un barco a las diez de la mañana para cargar cereales y se demoró porque los gremios están en asamblea permanente”, advirtió Eliseo Almada, presidente del Consorcio de Gestión del Puerto de San Pedro, tras advertir la preocupación de las “400 familias que dependen del puerto”. Otro tema surge con las diferentes nomenclaturas alcanzadas. Como son varias las actividades de la logística del comercio exterior alcanzadas (por ejemplo: descarga, servicio de un despachante, depósito y transporte aduanero), el temor es la escalada acumulativa de tasas que, en última instancia, la terminal retendrá a cada proveedor y que luego se trasladará al eslabón final de la operación (la carga).