Duras condenas a dos hermanos por venta de estupefacientes a menores


La Sra. Juez del Tribunal en lo Criminal Nro. 1, Dra. María Belén Ocáriz, resolvió condenar a Miguel Ángel Salinas, como autor penalmente responsable de comercialización de estupefacientes agravada y tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravada, en los términos del artículo 5 inciso c) en relación al 11 inciso a) de la Ley 23.737, a la pena de siete años de prisión y a su hermano Juan Ramón Salinas, como autor penalmente responsable de comercialización de estupefacientes agravada y tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravada, en los términos del artículo 5 inciso c) en relación al 11 inciso a) de la Ley 23.737, a la pena de seis años de prisión, con más la accesoria del artículo 12 del Código Penal y, en definitiva, a la pena de seis años y tres meses de prisión, con más la accesoria del artículo 12 del Código Penal, comprensiva de la pena dictada en la presente causa y de la de un año de prisión de ejecución condicional impuesta en una causa anterior.


Venta
Desde el mes de marzo de 2014 hasta el 9 de julio de 2015, los hermanos Miguel Ángel Salinas y Juan Ramón Salinas comercializaron estupefacientes al menudeo, actividad que era dirigida a mayores y menores de edad y que desarrollaban en su domicilio sito en calle Martínez de San Nicolás.El 9 de julio de 2015 alrededor de las 18.27, personal judicial junto con personal de la Delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas ilícitas, en el marco de un allanamiento ordenado por el Juzgado de Garantías Nro. 2 Departamental, en el domicilio sito en calle Martínez de San Nicolás donde residían Miguel Ángel Salinas y Juan Ramón Salinas, procedieron al secuestro de 337 gramos de marihuana –en parte compacta y en parte fraccionada y lista para la venta-, recortes de nylon, material de estiramiento, teléfonos celulares, dos plantas de cannabis sativa; elementos y material estupefaciente, que los nombrados detentaban con fines de comercialización.