El PJ pedirá al municipio que siga el ejemplo de la Nación y congele tarifas hasta abril


En las próximas horas, el Partido Justicialista de San Nicolás (PJ) elevará al departamento Ejecutivo Municipal un documento surgido de una asamblea general extraordinaria celebrada el miércoles pasado.
El orden del día par aquel encuentro había estado signado por dos ítems de actualidad local de índole tarifaria: primero, el valor del boleto de colectivo; segundo, el de las tasas retributivas de servicios municipales. En tal sentido, la asamblea partidaria aprobó la moción de pedir formalmente al gobierno local del intendente Manuel Passaglia que los aumentos impulsados por el Ejecutivo y aprobados en el Concejo Deliberante no sean aplicados sino hasta abril próximo, en coincidencia con alguna de las medidas orientadas en el mismo sentido por el gobierno nacional de Alberto Fernández. Cabe recordar que en materia de transporte, la Nación definió un congelamiento de las tarifas en Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en el Gran Buenos Aires por 120 días, junto con la recomposición del Fondo Compensador por $5.000 millones para contener las tarifas en las provincias.
Por otra parte, las tarifas de los servicios públicos cuya fijación depende de la Nación se congelaron por 180 días. Se trata de los cuadros tarifarios de electricidad y gas natural “de jurisdicción nacional”. Además, se intervienen los entes reguladores y se retoma la competencia nacional sobre las distribuidoras Edenor y Edesur, que habían sido transferidas a la Ciudad y a la provincia de Buenos Aires.

¿Intimidación?
Más allá del documento que la asamblea facultó a las autoridades partidarias para hacerlo llegar al Palacio Municipal, la asamblea del miércoles se dio en un clima de “intimidación”, según asegura el presidente del PJ local, Rubén Andino. Según indica el dirigente político, un patrullero con tres efectivos de la policía bonaerense se apostó en las inmediaciones del local partidario (Nación y Alem) y uno de los uniformados habría ingresado al salón pidiendo explicaciones acerca de lo que allí se llevaría a cabo, siempre de acuerdo con lo que planteó Andino no sólo a este medio sino también en una presentación judicial. Para el titular del justicialismo nicoleño, aquello constituyó un “hecho de intimidación” y una “situación bastante rara” que, incluso, no terminaría allí.
Según refiere Andino, al día siguiente mientras él mismo se encontraba realizando una presentación denunciando tal situación ante la Fiscalía de turno (la UFI3), recibió una llamado telefónico de su madre. El dirigente justicialista explicó que la mujer de 84 años se oía asustada y que lo llamaba para contarle que en a su residencia se habían presentado efectivos de la Policía Federal que le habrían formulado una serie de preguntas vinculadas a las actividades y costumbres de su hijo, el propio Andino. “Son cuestiones que nos retrotraen a una época que no queremos volver a vivir”, señaló el presidente del PJ local en contacto con EL NORTE, al tiempo que también anticipó que pediría a las autoridades de los ministerios de Seguridad (tanto de la Provincia como de la Nación) que investiguen y expliquen ambos episodios.


FOTO: Rubén Andino, presidente del PJ local. ARCHIVO.