Investigan el robo de numerosas motos


En una jornada delictiva sorprendente fueron numerosas las denuncias de robos de motos que se dieron en la ciudad durante la noche del miércoles y jueves. Desde atracos a mano armada, hasta ciclomotores sustraídos en la vía pública, no hubo límites para la delincuencia que tuvo a los rodados en la mira.

Merced a su facilidad para ser transportadas y la agilidad con la que se puede huir con ellas, las motos son uno de los vehículos más buscados por los delincuentes a la hora de cometer un ilícito. En lo que fue una jornada realmente sorprendente y que tuvo a la policía trabajando a destajo, fueron numerosas las denuncias por robos de rodados ocurridas en estos días. En la noche del miércoles en calles 25 de Mayo entre Cavalli y Cochabamba, en momentos en que una mujer de 45 años estaba hablando afuera de su vivienda, a la que acababa de llegar con su rodado, con una vecina, fue sorprendida por dos motochorros. Uno de ellos de forma violenta, mediante intimidación con arma blanca, le sustrajo la moto y la cartera. El delincuente apoyándole el cuchillo en el abdomen amenazó a la mujer y huyó con el rodado, junto a su socio que lo acompañó a la par en la moto en la que llegaron. Fueron solo minutos pero a la víctima se le antojaron eternos.
Asimismo otra mujer denunció en sede policial que en momentos en que venía manejando su motocicleta por calle José Ingenieros, al llegar a Soler fue interceptada por otra moto en la que iban dos malvivientes, quienes la hicieron descender del rodado apuntándole con un arma de fuego. El acompañante se subió a su moto y huyeron también a la par como el caso previamente comentado.

En la calle
En horas de la madrugada de ayer un joven radicó la denuncia en sede policial de que había dejado su moto Honda CG Titán color negro, estacionada frente a una casa en el Barrio 25 de Mayo, en calle Carlos Roth entre Bolivia y Brasil. En momentos en que la víctima, junto a otros amigos fueron a comprar una gaseosa, al regresar observó que su motocicleta ya no se encontraba, que sujetos desconocidos se la habían sustraído, aprovechando el breve tiempo que la dejó. Lo mismo le sucedió a un sujeto que dejó su moto estacionada en Necochea y Brown y al momento de ir a buscarla se encontró con la desagradable sorpresa de que la misma ya no estaba.

En un auto
También en barrio Savio en calles Quiroga y Las Heras, un joven a bordo de su motocicleta Yamaha YBR 250 c/c fue interceptado por dos sujetos que tripulaban un Chevrolet Corsa negro y al cortar su marcha descendieron del vehículo exhibiendo armas de fuego con las que lo intimidaron y le sustrajeron el rodado. Una realidad preocupante en un San Nicolás convulsionada por esta ola delictiva.