El Centro Vasco comenzó con el profesorado en Lengua Euskara


En la actualidad, el programa Euskara Munduan ha formado más de 100 profesores en Argentina. El pasado lunes, arrancó un nuevo grupo de 35 personas en San Nicolás, que en unos cuatro años estarán capacitados para ser profesores. En el mundo existen más de 200 centros vascos, la mitad de ese número están en nuestro país, esto indica que migración vasca en nuestro territorio ha sido ubérrima.


Manuela Fernández Nessi
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Licenciado en Ciencias de la Educación, Kinku Zinkunegi, es responsable del programa Euskara Munduan. Kinku trabaja para el Instituto Vasco Etxepare, una Institución Pública creada por el gobierno Vasco, que tiene como fin la proyección y difusión del idioma Euskera y la cultura vasca a nivel internacional. Oriundo de San Sebastián, Kinku arribó a San Nicolás para formar profesores de Euskara en nuestra ciudad, puntualmente en el Centro Vasco de calle Belgrano 139. En la actualidad, el programa ha formado más de 100 profesores en Argentina.
El pasado lunes, arrancó un nuevo grupo en nuestra ciudad, que en unos cuatro años estarán capacitados para ser profesores. El grupo está formado por 35 personas: 26 argentinos, 3 chilenos, 3 uruguayos y 2 personas oriundas de Brasil. “No hemos podido atender toda la demanda que había, la inscripción ya cerró, la selección la realiza cada centro junto a FEVA (Federación de Entidades Vasco-Argentinas). Requiere compromiso y responsabilidad, son cuatro años de estudios, nosotros procuramos que sea una actividad cómoda, facilitando todo lo haga falta, utilizando los recursos más actuales en docencia y materiales, pero al final, el camino deben recorrerlo las personas y queremos que no abandonen”, señaló Kunki sobre el programa Euskara Munduan.

Nacimiento
El programa Euskara Munduan, comenzó hace 30 años, “De una manera un poco anecdótica. Cuando empezó se llama Argentina Euskaraz, como iniciativa de unos jóvenes que hicieron un pedido a Lehendakari, presidente del país Vasco, en una visita que hizo a la localidad de Macachín, en La Pampa argentina. Allí le pedían expresamente que los ayudara a aprender Euskera, lengua que se había perdido generación tras generación”, desplegó Kinku en conversación con EL NORTE. “Cuando el presidente volvió, encomendó realizar esta actividad para hacer algo con el pedido de estas personas. La verdad es que creíamos que iba a ser un curso de verano e iba a terminar ahí. Comenzó el curso en Macachín, con una duración aproximada de tres meses, pero eso no fue todo. Participaron 17 jóvenes argentinos más las profesoras, terminó el trimestre, pero aquello que comenzó casi ingenuamente, felizmente continuó”.
¿Qué pasó?: “Cuando los 17 chavales volvieron a sus respectivos Centros Vascos, empezaron a impartir lo que aprendieron y esto fue, poco a poco, germinando. Ellos, querían saber más y más. Personalmente, estoy en esto desde el año 95 en colaboración con FEVA, que comenzamos a trazar un plan para formación de profesores, para que cada Centro que quisiera trasmitir cursos de Euskera, pudiera contar con una persona capacitada, idónea y propia, y esta manera no dependerían del arribo de profesores, pudiendo garantizar que la actividad fuera constante”, así comenzó esta carrera, que luego de 30 años tiene un volumen sorpresivo de inscripciones. Es un programa muy requerido, cuenta Kinku, “estamos en un buen momento, tras muchos años de trabajo, hoy por hoy es muy visible que esto ha funcionado. Comenzó a ser un semillero que hoy da sus frutos”.
En Argentina hay unos 40 centros vascos que dan clases de Euskara, con profesor propio. “La presencia del Euskera en las instituciones argentinas, es muchísimo más grande que hace 25 años. Los jóvenes están más enganchados, cuando abrimos la convocatoria este año, se sobrepasó de cantidad de gente que quería hacerlo”, reveló el donostiarra.

País de Migrantes
“Es curioso, en Macachín hay dos profesoras que pertenecen al grupo anterior, esto es muy motivante para las nuevas generaciones, esto les hace ver, que aunque sea un reto, que se puede hacer”, los exámenes finales y el título es el mismo que entrega la universidad en el país de origen. Existen convenios, por ejemplo con la Universidad de Rosario, donde profesores nacientes de este programa, dan clases allí, como en Tandil o Córdoba u otros puntos del país. En el mundo existen más de 200 centros vascos, la mitad de ese número está en nuestra Argentina. La migración vasca en nuestro territorio ha sido ubérrima. “Argentina ha sido muy importante para los vascos, fue un país de acogida en el siglo XIX y principios del XX, y a la vez el país vasco ha sido muy importante para Argentina en una cuestión recíproca”. Kinku asegura que hay más vascos fuera del propio país, que dentro. “Se estima que la diáspora vasca, en Argentina, puede llegar a los 4 millones de personas, contando descendientes que quizá siquiera sepan que lo son. En todo Euskalarria, (región histórica del país vasco en territorio europeo en el que se ha desarrollado esta cultura), somos unos 3 millones”.

San Nicolás
Conoció San Nicolás en 1998, la última vez que estuvo por el pago de los Arroyos fue hace dos años: “El Centro Vasco que tienen aquí es realmente impecable, se nota una buena administración y muchísimas ganas de trabajar. Además, actúan en conjunto con la sociedad, uniéndose en redes institucionales, que es la única forma de estar activos en la comunidad en la modernidad que nos atraviesa”, dijo al tiempo que destacó: “No es fácil gestionar un grupo de 40 personas que van a formarse. No es solo la infraestructura que debe ser buena, sino la calidad y capacidad humana. Cada vez que estoy aquí, me siento como en casa, estoy muy agradecido por la atención de siempre. Creo que este centro es modélico para el resto del país”, resaltó el licenciado en Educación de San Sebastián. Respecto a la ciudad comentó: “En mis primeros viajes ví la privatización de Somisa, el ambiente estaba un poco riguroso, hoy veo a la ciudad muy cambiada, más arreglada, pero me preocupa un poco el asunto de la seguridad. Aunque entiendo que esto no es un tema local sino que compete a todo el país. Tener que estar con miedo o moviéndose de a grupo, es un indicador difícil, ojalá cambie esta situación”. “Eskerrik asko, por esta nota”, así, agradeciendo a este medio de comunicación, siguió con sus actividades, ya que el domingo deja los Arroyos.


FOTO: Un grupo de 40 personas, entre argentinos, brasileros, chilenos y uruguayos, buscan consolidar el título de profesores en lengua vasca.