Infectólogos advierten sobre la necesidad de respetar el aislamiento social, el lavado de manos y la consulta ante síntomas


Durante la jornada pasada, buena parte de la población volvió a transitar calles de la ciudad dada la apertura de las entidades bancarias para que jubilados y titulares de asignaciones sin tarjeta puedan percibir sus haberes. Al mismo tiempo, mayores de 65 comenzaron con la vacunación del Estado en farmacias. EL NORTE consultó a la infectóloga Gabriela Ensinck, quien dio recomendaciones para los días que se vienen.

Notoria fue la circulación de gente por las calles ayer, ante la apertura de bancos para que jubilados y titulares de asignaciones sin tarjeta puedan percibir sus haberes y el comienzo de la vacunación de PAMI. En el marco de la cuarentena obligatoria por la pandemia de COVID-19, fue un escenario inusual que se repetirá en los próximos días dado que ambas actividades se mantendrán. El tránsito masivo de personas no parece ser lo más recomendable en el contexto actual, menos cuando San Nicolás empieza a registrar los primeros casos confirmados de coronavirus.
EL NORTE, dialogó con la infectóloga pediátrica Gabriela Ensinck, quien dio una serie de recomendaciones. Es Secretaria del Comité de Infectología de la Sociedad Argentina de Pediatría.“Quisiéramos que siguiera la cuarentena y el distanciamiento social de la manera que se venía haciendo. Estas medidas en bancos y vacunación ocasionan una acumulación de personas, sobre todo mayores de 65 años, y se presentan riesgos. Entiendo que también se va haciendo difícil sostener la cuarentena a medida que van pasando los días, es necesario adoptar acciones de manera organizada, podría ser mediante turnos programados que evitan además mezclar niños y adultos mayores, siempre que no se retrase –entre otras cosas- la posibilidad de vacunarse ahora que es un momento muy oportuno y necesario. También mediante horarios más extendidos. Sabemos que hay gente mayor que no recibe toda la información por no estar conectada con los medios y las redes. Es importante que la cuarentena se levante de manera gradual. Ojalá que no sean días de mayor transmisión del virus, y que se puedan organizar mejor las acciones que habilitan a cierta población a salir”, expresó.

Salida y regreso a los hogares
En cuanto a las salidas que no se pueden evitar, aconsejó: “Podemos recomendar que si se va a hacer un trámite o a algún negocio, se guarde la distancia mínima de un metro y medio respecto de las otras personas, toser o estornudar en el pliegue del codo, utilizar toallas o pañuelos descartables, lavarse las manos inmediatamente al volver a los domicilios, y consultar mediante un llamado al médico ante la aparición de síntomas leves sin concurrir en principio a ningún lugar. También se ha dicho cambiarse el calzado o sacarse la ropa de calle, pueden ser medidas complementarias. El lavado de manos es una medida vital”.Consultada sobre la permanencia del virus en superficies, respondió que “es raro llevar el virus en un objeto a menos que una persona con síntomas haya tosido o estornudado sobre esa superficie”.

Barbijo: ¿sí o no?
Sobre el uso o no del barbijo, consideró: “Decimos que si una persona no está enferma no necesariamente necesita barbijo. Cajeros de supermercados o quienes atienden en farmacias, personal de salud, recepcionistas, por ejemplo, está muy bien que lo usen. Se recomienda reservar su uso para el personal de salud y gente que tiene síntomas así cuentan con esa barrera. También para personas que tienen las defensas alteradas. En esta etapa de la pandemia en nuestro país, no lo recomendamos masivamente”.En cuanto al debate en torno a la efectividad de la confección domiciliaria de barbijos, estimó: “Para la comunidad, puede ser una medida sobre todo si esa persona esta resfriada. De todos modos hay que considerar que la gente que no está acostumbrada a usar barbijo se toca mucho más la cara, por lo que puede resultar contraproducente.Da falta seguridad, y las conjuntivas oculares no están protegidas con barbijo”.“No respetar la distancia social y la cuarentena, pone en peligro el esfuerzo de tanta gente que está en sus domicilios, sin poder trabajar y demás. Por eso es importante, en la medida de las posibilidades, respetarlas, lavarse las manos con frecuencia sobre todo al regresar a los domicilios si se tuvo que salir, y consultar al médico desde los hogares ante los primeros síntomas”, destacó la especialista.