Los bancos también abrirán sus puertas durante el Jueves Santo 


En el contexto de la pandemia, hoy miércoles 8 comenzarán a cobrar el haber de abril aquellos jubilados y pensionados cuyo beneficio sea inferior a $ 17.859 y cuya terminación de DNI sea 0. Finalmente, mañana también será un día hábil para las entidades bancarias.


En el marco de los cronogramas especiales por COVID-19, los bancos abrirán el Jueves Santo para atender a jubilados y beneficiarios de planes sociales y continuar así con los pagos por caja o ventanilla.Las personas “sin tarjeta” o “sin uso de tarjeta” son un universo de 1,7 millones de personas en edad de riesgo.La medida se estableció luego del caos que se generó el viernes pasado y que puso en riesgo la salud de miles de adultos mayores, en medio de la cuarentena por la llegada del coronavirus a la Argentina. Se tomó para que haya un día más en esta semana con los bancos abiertos para descomprimir los pagos ya programados. Hoy empiezan a cobrar el haber de abril los jubilados y pensionados con haberes inferiores a los $ 17.859 con terminación 0.También desde el Gobierno adelantaron que “se obligará a que los bancos privados que pagan jubilaciones y demás prestaciones abran todas sus sucursales porque se detectó que algunas entidades durante estos días no lo hicieron”.

Bancos y pagos: el mapa
Sobre más de 8 millones de pagos de jubilaciones y pensiones (sin los 2,2 millones de padres que cobran la AUH) cinco bancos concentran más de la mitad, el 55%, de los pagos.El principal pagador es el Banco Nación con 1.952.000 pagos de jubilados y pensionados: más del 22% del total. Le sigue el Supervielle con un millón, el 11% del total. Banco Macro con el 8%, el Banco de la Provincia de Buenos Aires con el 8% (más de 750.000, pero en total son casi un millón porque se agregan los jubilados y pensionados del Instituto Provincial) y Banco Piano con el 5%.El 45% restante –más de 3.600.000 pagos– se reparte entre 23 entidades, con una participación de entre el 1 y el 4 por ciento según el banco.
Las jubilaciones y pensiones que abonan las Cajas provinciales no transferidas a la Anses, como la de la Provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, suman unos 800.000 y se abonan por los bancos provinciales oficiales. Además, hay casi 200.000 retirados y pensionados de las FF. AA., Policía y demás Fuerzas de Seguridad.