Gimnasios y recreación, las actividades en vilo frente a una eventual regresión a la Fase 4


La escalada en el número de nuevos casos de coronavirus detectados en los últimos seis días en San Nicolás, encendió por primera vez una real luz de alerta de cara a una eventual vuelta de la ciudad a la Fase 4 del aislamiento y distanciamiento preventivos que buscan frenar el avance de la pandemia.

Por primera vez la ciudad registró en una semana más de 10 nuevos casos por cada 100 mil habitantes: tal es el criterio para una vuelta atrás, aunque para que la regresión sea efectiva deben producirse dos semanas consecutivas con tales resultados. Es decir, si la circunstancia vuelve a repetirse durante la semana que se inicia este lunes, a partir del 17 de agosto el gobierno de la provincia de Buenos Aires considerará a San Nicolás como un municipio en Fase 5. Habida cuenta del creciente ritmo de nuevos contagios el escenario hacia una cuarentena más restrictiva no aparece ya como una mera eventualidad sino que adquiere la fuerza de una posibilidad muy concreta. No obstante, como todos los reglamentos y protocolos de esta extensa cuarentena, la denominada Fase 4 también fue mutando. Ya no es tan restrictiva como lo fue hacia mediados de junio. E incluso la Provincia ya dejó entrever que podrá ser aún más laxa en las próximas semanas.
Hasta el domingo 19 de julio, la situación de bares y restaurantes con mesas al público era la más delicada: podían funcionar –con estrictos protocolos– sólo en los distritos del suelo bonaerense que se encontraban en la Fase 5 del distanciamiento social.
Para esos emprendimientos de un rubro económico duramente castigados por la cuarentena que se inició el 20 de marzo pasado, un revés en la situación epidemiológica de sus ciudades y el consiguiente retroceso a Fase 4, configuraban una situación estresante. No obstante, en la etapa del aislamiento inaugurada el 20 de julio lunes y descrita en suelo bonaerense como una “cuarentena intermitente”, los bares y restaurantes ya pueden recibir comensales también en los distritos que se ubican en Fase 4. Así, el sector dejó de estar tan directamente amenazado.

Deportes al aire libre
Por otra parte, esta semana el gobierno bonaerense dejó trascender que permitirá la realización de deportes al aire libre a partir de la próxima etapa de la cuarentena, que arranca el lunes 17 de agosto, en aquellos municipios que estén en la etapa 4 y 5.
Los primeros deportes en ser habilitados serían el tenis y el golf, y luego se irían sumando otros. La decisión trascendió luego de que el presidente de la Asociación Argentina de Tenis, Mariano Zavaleta, se reuniera con el subsecretario de Deportes y el jefe de gabinete de Carlos Bianco y a funcionarios del ministerio de Salud.
Actualmente, la práctica de deportes al aire libre viene siendo una de las actividades exclusivas de la Fase 5. Al respecto, voceros municipales dejaron entrever algún cuestionamiento al actual estado de situación que plantea el gobierno provincial.
“Hoy los focos de contagio están en reuniones sociales y en ámbitos laborales, con lo cual volver de fase y cerrar actividades deportivas, gimnasios o actividades culturales que no han sido focos de ningún contagio, pierde un poco de sentido”, plantearon desde el entorno del intendente Manuel Passaglia. Más allá de la observación crítica, la misma fuente también dejó en claro que “así y todo, la que dispone es la Provincia y [en la Municipalidad de San Nicolás] se acatará lo que se indique”.

Los más perjudicados
De confirmarse la inclusión de los deportes al aire libre en la Fase 4, las actividades más amenazadas frente a una eventual regresión desde la Fase 5 a la anterior, serán las que se vienen desarrollando en los gimnasios y, también, las actividades recreativas con distanciamiento social. Ambos tipos de actividades continúan siendo exclusivas de la instancia más permisiva de la cuarentena y una vuelta a cualquier fase anterior implicaría la inhabilitación automática. Pero no son las únicas. Tampoco están permitidas en otras fases que no sean la quinta las actividades culturales (con transmisión remota y grabación de shows). En tanto, las actividades que sí están permitidas en la Fase 4, son (además de todas las habilitadas en Fase 3): los servicios de comidas y bebidas para consumo en locales gastronómicos; el servicio doméstico; la obra privada de construcción; los comercios de cercanía (textil y juguetes) con ingreso de clientes; y las salidas de esparcimiento.

El criterio
El gobierno de la provincia de Buenos Aires actualizó el sistema de fases, en el cual los municipios se encontrarán incluidos en virtud de la situación sanitaria y epidemiológica que presenten, y las actividades y servicios habilitados en cada caso. La Fase 5 es para los municipios que en las últimas dos semanas hayan tenido diez o menos nuevos casos de Covid-19 por semana, cada cien mil (100.000) habitantes y no pertenezcan al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA: Ciudad Autónoma de Buenos Aires más conurbano bonaerense). La Fase 4 es para los municipios que en las últimas dos semanas hayan tenido más de diez nuevos casos cada cien mil (100.000) habitantes y no pertenezcan al AMBA Por último, en la Fase 3 se ubican los municipios en los cuales se haya producido un brote o un aumento significativo y repentino de casos Covid-19, y los municipios pertenecientes al AMBA. EPIGRAFE- fases En términos económicos, el mayor impacto de una eventual regresión a Fase 4 estaría en los gimnasios, que deberían cerrar sus puertas. ARCHIVO / EL NORTE