La Casa del Niño sigue ayudando a las familias con las que venía trabajando


La Casa del Niño entregó bolsones con alimentos no perecederos correspondientes a agosto, a las familias con las que venía trabajando antes del aislamiento por la pandemia de Covid-19. Así la organización de Urquiza 235 se encuentra cerrada en el marco de emergencia pero continúa en contacto y con asistencia a la población que aborda. Este mes, también se hicieron presentes por el Día del Niño.

Asimismo, el teléfono de contacto para las personas u organizaciones que deseen realizar donaciones a la Casa del Niño es 336 4533626. La entidad cuenta con becas de Desarrollo Humano, que aportan para cubrir gastos y requerimientos generales de funcionamiento.

Una organización vital
Normalmente -no en contexto de pandemia- la Casa del Niño de nuestra ciudad recibe a 50 niños, niñas y adolescentes en Urquiza 235, de lunes a viernes en contraturno de la escuela. Otorga a los asistentes desayuno o merienda (según el turno escolar) y almuerzo, pero también contención, un lugar para estar, profesionales y personal que los acompañan, y distintas actividades.
Para sostener este lugar y la atención integral que proporciona, la Casa mantiene vigente la campaña de socios, hace tés con entretenimientos y colocan urnas para colaborar en distintos negocios, entre otras acciones. Se trata de una organización abierta a la comunidad.
Recibe ayuda de empresas y de la comunidad en general. Las actividades que ofrecen durante el año son: educación física con el apoyo de dos profesores del CEF (sostenidos por la Provincia), actividades recreativas y artísticas, talleres de pintura y de lectura, huerta y apoyo escolar.