La Casa del Acuerdo celebró un nuevo aniversario del pintor Cándido López 


Tras celebrarse un nuevo aniversario del nacimiento del pintor argentino Cándido López, el Museo Nacional Casa del Acuerdo realizó propuestas en sus redes sociales para conocer y recordar a quien fuera conocido como “El Manco de Curupaytí”.


El Museo Nacional Casa del Acuerdo cuenta en la actualidad con cuadros del artista, un autorretrato, su paleta de pintor y mesa de trabajo. Cada año, para el 29 de agosto (natalicio del artista), la institución celebra su obra y legado.Contenidos en redesEste año, debido a las medidas de prevención del COVID-19, todas las propuestas que se vienen realizando desde la Casa del Acuerdo son digitales. Por esto, desde su redes continúan compartiendo sus obras; documentales; juegos; el proceso de conservación de sus obras y videos sobre la performance “Los Micromundos de Cándido” realizada conjuntamente con la Escuela de Arte 501 en 2019.Además, y en consonancia con la temática de las pinturas de López, se conmemorará también la Guerra de la Triple Alianza, repensando su relación con la ciudad y la narración de una época. Los contenidos están disponibles en www.museodelacuerdo.cultura.gob.ar, el canal de YouTube de la Casa del Acuerdo, y en redes: @casadelacuerdo.
Ayer por la tarde, el Museo compartió y recomendó la película: "Cándido López y los Campos de Batalla" de José Luis García (2006). Este material audiovisual implicó varios años de investigación histórica, dos de rodaje y un año y medio de montaje; y contó con financiamiento argentino y paraguayo. Formó parte de la competencia oficial de la VII Edición del BAFICI en 2005, donde ganó el Premio del Público.

El artista
Cándido López (1840-1902) fue uno de los mayores exponentes de la pintura argentina de fines de siglo XIX. El inicio de la Guerra del Paraguay lo sorprendió viviendo en nuestra ciudad, donde tenía su taller de daguerrotipista.Nació en el barrio de Montserrat, en Buenos Aires, en 1840. Desde muy pequeño se vería volcado hacia la pintura y tuvo grandes maestros. En su equipaje llevaba sus lápices, bastidores y papeles, con los que bocetaría el más importante registro pictórico de la contienda. Una granada le arrancaría un brazo en Curupaytí, pero logró adiestrar su brazo izquierdo para seguir pintando. Cándido López pintó cincuenta y dos cuadros sobre esta guerra, y veinte años después, los expondría en el Club Gimnasia y Esgrima. El General Mitre los consideró «verdaderos documentos históricos por su fidelidad gráfica y su aporte a la historia argentina».Actualmente, el Museo Nacional Casa del Acuerdo cuenta con cuatro de sus pinturas, donadas por uno de sus hijos. ”Cada agosto recordamos su nacimiento y celebramos el legado que ha dejado a su paso”, señalaron desde la Casa Histórica.Con sus bocetos realizados a mano antes de ser herido en la Batalla de Curupaytí, Cándido logra una descripción detallada de los acontecimientos, volviendo a los campos de batalla durante los siguientes treinta años de su vida. Con su obra vuelve continuamente a esos territorios en guerra, con brumas y espectros, recordando en cada cuadro la dureza de una experiencia vivida en carne propia.
¿Sabías que...? Cándido López, luego de perder su brazo en 1866 en la Guerra contra el Paraguay, adiestró su mano izquierda para poder seguir pintando. Su nivel de detalle en cada cuadro es impresionante, y cada uno de ellos narra muchas historias. Estas escenas fueron concebidas en un formato apaisado, lo que le permitió a López describir con lujo de detalles cada uno de los episodios de la guerra. Su poder de observación, reseñado en los bocetos en el campo de batalla, sumado a una memoria prodigiosa, logró un magnífico resultado relatando los hechos de manera artística, pero con gran precisión histórica.En el Museo Nacional Casa del Acuerdo conservan la paleta que usaba para mezclar sus colores y crear sus relatos. Es parte de nuestro patrimonio y lo comparten para que todos lo conozcan.
El Museo Histórico Nacional ha creado un juego lleno de desafíos para mirar con mil ojos y descubrir las pinturas de Cándido López. En la colección de ese Museo hay más de treinta obras de su autoría. Descargando el archivo en el enlace: www.museohistoriconacional.cultura.gob.ar/noticia/buscando-a-candido-vol-i/.
El vínculo de Cándido López y la ciudad de San Nicolás de los Arroyos se inició entre 1864 y 1865, cuando el artista se instaló en la ciudad. Se había formado en Buenos Aires junto a los maestros Carlos Descalzo (1813-1879) y Baldassare Verazzi (1819-1886) en la pintura al óleo y en los retratos a daguerrotipo.Redes institucionales En agosto de 2019, a partir de un trabajo conjunto con la Escuela de Arte 501, la Casa del Acuerdo celebró el aniversario del nacimiento de Cándido López con una performance desarrollada en la vereda del Museo Nacional. La propuesta, atractiva moderna e interesante, copó la calle.“Los micromundos de Cándido. Poema performático en cuatro cuadros de guerra” se trató de una intervención urbana, tomando el espacio público para contar una historia conformada por microrrelatos, tal como se plantea en las obras de López.“El quinto cuadro da el cierre a la obra, poema performático en clave de intervención urbana. Les recomendamos usar auriculares para disfrutar esta experiencia audiovisual”, indican en las redes sociales junto a la publicación del video del 2019.Esta puesta interdisciplinaria contó con la participación y el trabajo de los profesorados de Danza, Teatro, Música, Artes Visuales y la Tecnicatura en Fotografìa de la Escuela de Arte 501.