Covid: El interior bonaerense con sistema sanitario al límite 


El coronavirus dejó de ser un tema de fases en los municipios fuera del AMBA para convertirse en la principal preocupación que desnuda la falta de recursos físicos y humanos para afrontar la pandemia.El coronavirus no da tregua y los contagios se multiplican vertiginosamente en la provincia de Buenos Aires. En las últimas semanas, el comportamiento del virus ha evidenciado un crecimiento notorio en las localidades del interior, que, con menos recursos, deben afrontar el avance de la pandemia. Los números de casos no son ajenos a las autoridades del Ministerio de Salud, que siguen de cerca la situación.

Cómo es el panorama fuera del AMBA y qué escenario deben afrontar los intendentes.Los municipios fuera del AMBA registran 43,5 por ciento de ocupación de camas en unidades de terapia intensiva. A pesar de ese bajo índice, la realidad no es pareja para todos. En este sentido hay municipios que alcanzaron la totalidad de internaciones, y otros, más aliviados, mejoran el promedio.A este infortunio se sumaron otros inconvenientes, que son ajenos en los distritos del Conurbano, como las distancias y la cantidad de centros hospitalarios por región sanitaria, que tiene un impacto directo y dificulta las derivaciones regionales, llegando en algunos casos a tener 150 kilómetros de distancia. Para mitigar ese inconveniente se puso en marcha un sistema que permite monitorear en toda la Provincia la capacidad de camas, que en la actualidad alcanza una ocupación del 60 por ciento de las 1.200 disponibles en el interior.

Radiografía
Si de cifras se habla, los infectados del interior bonaerense representaban el uno por ciento del total provincial; no obstante, el número creció al 4 por ciento en las últimas horas.Más allá del constante crecimiento en el número de contagiados, el coronavirus se ha desplazado encendiendo la luz de alarma en las autoridades bonaerenses. Al respecto, el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, consideró “preocupante” el aumento de los contagios en el interior de la Provincia y en el resto del país. En esta línea, el sanitarista destacó el incremento de mil camas en el interior del territorio bonaerense, lo que permite sostener lacapacidad asistencial. Bragado, Nueve de Julio y también San Nicolás se encuentran complicados en su capacidad de atención sanitaria, y Bahía Blanca registró una duplicación de casos en los últimos días. Una situación similar atraviesa la localidad de Junín.Mientras los resultados positivos de COVID-19 se multiplican, es notoria la tensión en el sistema sanitario, principalmente en aquellos distritos que no cuentan con los recursos físicos y humanos para hacer frente a la pandemia.Las luces de alarma están encendidas, a la par de la advertencia en el retroceso de fases, que ya implementan algunas comunas.