La primavera trae alta oscilación térmica y pocas lluvias


La llegada de la primavera vendrá con alta oscilación en las temperaturas, desde máximas sobre lo normal hasta frentes fríos con riesgos de heladas, en un contexto donde se prevé continúen las lluvias escasas.Así lo marca el Informe de Perspectivas Agroclimáticas, de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), que anticipa una "vigorosa entrada de vientos del trópico", hacia fin de mes, con temperaturas máximas sobre lo normal en la mayor parte del área agrícola, a excepción del litoral atlántico.

Para la semana del 17 al 23 de septiembre, se anticipa que continuará la entrada de vientos marítimos polares, con tiempo nublado y frío en gran parte del área. En gran parte de la región Pampeana se pronostican temperaturas mínimas de entre 5º y 10°C, con riesgo de heladas localizadas, al igual que el centro-oeste del NOA, el centro-oeste de Cuyo y la mayor parte de Buenos Aires.En paralelo, un frente de tormenta con una actividad "muy débil y errática", concentrará su acción sobre el extremo norte del área (con precipitaciones moderadas a abundantes, de 10 a 25 mm), dejando a la mayor parte de la extensión sin recibir un alivio efectivo (menos de 10 mm).
El ascenso de temperatura se prevé para la semana del 24 al 30 de septiembre, retornando los vientos del trópico. Se esperan máximas superiores a 25º, con focos de más de 30º, sobre todo hacia el norte, Cuyo, Santa Fe, sur de Corrientes y la región Pampeana.Para la provincia de Buenos Aires se esperan máximas entre 20º y 25°C.Con esa alza de temperaturas, se esperan precipitaciones moderadas sobre el centro-este del área agrícola, y valores abundantes a muy abundantes sobre el nordeste, pero sin llevar alivio efectivo al centro-oeste y el sur.