Somisa le presentó a la AdC una nota formal para jugar la próxima Liga Argentina


El club nicoleño le transmitió formalmente a la Asociación de Clubes a través de una nota su deseo de participar en el certamen correspondiente a la segunda categoría, el cual arrancaría en enero del 2021. El escrito lleva la firma del presidente del club nicoleño Sergio Parigini, quien dio más detalles acerca de esta presentación.


Facundo Mancuso
secciondeportes@yahoo.com.ar

En medio de un año nefasto desde donde se lo mire, con serias complicaciones en el presente y mucha incertidumbre de cara al futuro, la dirigencia del básquet nicoleño demostró estar a la altura de lo que marca la historia de esta disciplina en la ciudad. Con los jugadores esperando desde marzo poder volver, al menos, a acariciar la “anaranjada”, los directivos se movieron todo este tiempo no solo en busca de soluciones para paliar las complicaciones que fue generando la pandemia club por club sino al mismo tiempo apelando a iniciativas que logren mantener viva la llama encendida de la pasión por el juego, fundamentalmente con mayor impacto en los más chicos. En definitiva, a lo que se abocaron fue a que la palabra “básquet” se sostuviera en el tapete con diferentes acciones contundentes.
En este contexto, por ejemplo, la Asociación local se abocó a afianzar la alianza con Unidos San Nicolás, en cuya sede se encuentran a pleno los trabajos de cerramiento de sus amplias instalaciones, en donde se proyecta la construcción de un centro de alto rendimiento deportivo, gracias al apoyo empresarial y municipal. La propia ABSN dio la nota esta semana al postularse para organizar una de las “burbujas” que desde el 1° de noviembre marcarán el regreso de la Liga Nacional, con la intención de que San Nicolás albergue durante cerca de 40 días a diez equipos de la máxima categoría. En el medio, Belgrano envió una nota solicitando que se lo tenga en cuenta como para ser uno de los participantes de la Liga Federal de Desarrollo que la CABB pretende crear a partir del año próximo (algo que tampoco descartaría Regatas, de acuerdo a lo que le comentó a EL NORTE una persona allegada al básquet desde la mismísima institución de la ribera). Y Somisa, el club que mayor apostó al baloncesto en los últimos años en el ámbito doméstico dando pasos firmes en su crecimiento, no podía quedar afuera de este tipo de movidas. Y hasta se podría decir que fue por más. De hecho, de recibir el visto bueno en su intento podría provocar una de las noticias más resonantes de los últimos tiempos en lo que tiene que ver con el básquet de la ciudad (y en el deporte local en general).
Sucede que en estos días Somisa le transmitió formalmente a la Asociación de Clubes a través de una nota su deseo de competir en la Liga Argentina que arrancaría en enero del 2021. El escrito lleva la firma del presidente Sergio Parigini, quien dio más detalles acerca de esta presentación, la cual empezó a tomar fuerza hace un par de meses luego de que la CABB comenzara a evaluar el cambio de formato del Federal en cuanto a su esquema de disputa en fusión con la Liga de Desarrollo y, fundamentalmente, en relación a las fichas (lo cual a Somisa le generaría serias complicaciones en el armado de su plantel).Al respecto, comentó en primer lugar que esta “es una solicitud que abrieron para los clubes que estén interesados” y que “después evalúan los de la AdC”. “Nuestro interés lógicamente y quedó aclarado es en la medida que la competencia sea regional, es decir si el formato nos permitiera jugar contra rivales de Rosario, Junín, Armstrong, Córdoba o hasta de Entre Ríos, etc”, agregó Parigini, marcando luego que “hasta el 30 de este mes hay tiempo para las presentaciones”. “Nosotros ya lo hicimos”, aseguró, al tiempo que señaló: “Luego me imagino vendrá una etapa de evaluación en la que la AdC estudiará cada una de las propuestas recibidas”. “Veremos cómo nos va”, manifestó Parigini, apuntando que Somisa presentó una carpeta amplia compuesta por “antecedentes históricos, proyecto deportivo, aspiraciones e infraestructura”. “Señalamos que San Nicolás es una ciudad muy basquetbolera por historia y que sería interesante que un club de la ciudad pueda competir en esta categoría”, detalló.Por otro lado, consultado acerca de si Somisa compraría la plaza o se sumaría al campeonato en calidad de invitado, Parigini contó que eso “todavía no se sabe”. “Ojalá nos inviten”, expresó, sabiendo que si esto último llegara a ocurrir los somiseros se ahorrarían el dinero por la adquisición del cupo que los llevaría después de más de 25 años a la divisional.
Finalmente, Parigini reconoció que una de las cuestiones que motivó esta gestión fue la de no desprenderse de algunos jugadores que están muy identificados con Somisa y que en el caso de que “los del barrio” jueguen el Federal difícilmente puedan continuar. “Queremos mantener la gran base del equipo que tuvimos los últimos años y si se llegara a dar esta posibilidad sumar un par de refuerzos de nivel de la zona, como Rosario o Pergamino”, indicó Parigini, entusiasmado con esta idea que tiene bases fuertes, como las tiene el Club Somisa todo.

Así fue la última edición
La última edición de Liga Argentina que el 29 de abril quedó cancelada cuando se disputaba la segunda fase, contó con 28 participantes, con representantes por ejemplo de Salta, de Neuquén, de Misiones y de Mendoza (es decir abarcando de manera extendida en el territorio los cuatro puntos cardinales). En la primera etapa, los equipos fueron divididos en cuatro grupos de siete de acuerdo a su ubicación geográfica. Y en la segunda subdivididos en dos conferencias, Sur y Norte, con catorce competidores en cada una de esas zonas. Si se llegara a regionalizar la próxima competencia y se “borraran” los límites provinciales, en caso de que Somisa pueda jugar en la categoría bien podría medirse con rivales de Chivilcoy (Racing), Junín (Ciclista), Rosario (Sportivo América), Armstrong (Deportivo Norte), Gualeguaychú (Central Entrerriano), Paraná (Atlético Echagüe), Santa Fe (Unión), La Plata (Gimnasia), Villa María (Ameghino) o San Francisco (San Isidro), en los que serían todos viajes de distancias menores a los 350 kilómetros. Estas serían las ciudades más cercanas a San Nicolás. De las ubicaciones del resto de los participantes la separan más de 400 kilómetros y en algunos casos llegaría a los 1200.