Pacientes santafesinos con coronavirus podrían ser atendidos en San Nicolás 


Lo afirmó la ministra de Salud de Santa Fe, Sonia Martorano (foto), quien precisó que sería en localidades bonaerenses de mayor cercanía como San Nicolás o San Pedro. "Tanto el ministro Ginés como Daniel Gollán pusieron a disposición camas en Buenos Aires. San Pedro, San Nicolás están cerca. Sería lugares de mayor cercanía", explicó.


La ministra de Salud provincial Sonia Martorano, quien dio positivo de coronavirus, afirmó que durante los 14 días de retroceso de fase en Rosario lograron "expandir" el sistema de salud público y privado para recibir más pacientes y aumentar los testeos. En la antesala del anuncio del gobernador Omar Perotti pidió "mucha conciencia social para controlar el nivel de contagios" y agregó que desde Buenos Aires pusieron a disposición la posibilidad de atender a santafesinos con covid-19.
En declaraciones al diario Uno de Santa Fe, la funcionaria aseguró que "fue útil parar" algunas actividades en las últimas dos semanas. "Nos dio la posibilidad de expandir el sistema y aumentar los testeos. El resultado en los número están 14 o 21 días después del retroceso. Ahí vamos a ver si controlamos un poco", comentó.
Martorano precisó que el viernes arribaron a Santa Fe 30 respiradores en comodato para el sector privado que serán acompañados por 30 camas más para el mismo sector."Tanto el ministro Ginés (González García) como Daniel Gollán pusieron a disposición camas en Buenos Aires. San Pedro, San Nicolás están cerca. Sería lugares de mayor cercanía", explicó.Sobre una posible flexibilización, comentó: "Son decisiones políticas con asesoramiento sanitario. Tienen que tomarse con mucha calma. Se mezcla lo sanitario, pero no miramos solo eso. Somos actores sociales. No es salud o economía. Vemos todo. Hay que acompañar con mucha conciencia social unos días más para controlar el nivel de contagios para que el sistema pueda fluir".
La ministra dijo que si hubiese primado la mirada sanitaria, "hubiese sido más sencillo. Cierre total y a otra cosa. Acá se mira la temática social, la estructura económica. Es un momento muy difícil. Pedimos el último esfuerzo en lo social"."Vamos a tener ciclos con más habilitaciones y otros donde paremos un poquito. Esto es una pandemia. Hay un horizonte, hay una vacuna. Estamos ante tres protocolos de vacuna. Tal vez en marzo o abril pueda haber algo", expresó.Martorano suplicó que no haya reuniones afectivas. "Hubo asados, el mate, gente que compartió cerveza del pico. Hay gente que cursa la enfermedad asintomática y contagia a otros que van a requerir cama de terapia. Van a volver las reuniones, pero estamos en una pandemia", finalizó.Sobre su testeo positivo, señaló que siempre se cuidó "mucho", pero decidió someterse a un análisis porque un día comenzó a tener tos, motivo por el cual se aisló. "No le hubiese dado importancia porque no tuve fiebre. Estuve dos o tres días con tos nada más", concluyó.

Rosario, al límite
Explicar la saturación del sistema de salud de Rosario requiere mirar más allá de las fronteras de la ciudad, e incluso llegar hasta el sur de la provincia de Córdoba y localidades bonaerenses. Las camas de terapia intensiva están en Rosario y, si bien, algunas ciudades del sur provincial tienen efectores de segundo nivel que atienden cierto grado de criticidad, en cualquier cuadro de COVID en el que a las complicaciones respiratorias se sume otro elemento, el paciente será derivado a Rosario. “Eso siempre fue así, lo que hace la pandemia es acelerar e incrementar esas derivaciones”, señala el responsable del Tercer Nivel de la provincia, Rodrigo Mediavilla.
De este modo, se impondría tomar medidas fuertemente restrictivas no solo sobre la ciudad sino regionales para alcanzar el ansiado amesetamiento de la curva de contagios.En ese contexto y con el objetivo centrado en amesetar la curva de contagios que no cae desde mediados de julio y que se aceleró fuerte desde las últimas semanas de agosto, la inquietud es si solo bastan las medidas tomadas sobre Rosario para frenar ese ascenso.