Profesionales de la salud exigen llamado a paritarias


“La salud no puede seguir esperando”, fue la firme consigna de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la provincia de Buenos Aires (CICOP) durante los últimos comunicados exigiendo una urgente reunión paritaria. Según trascendió en las últimas horas, habría un llamado del Gobierno a una mesa de negociación con el sector esta semana.


Aún sin confirmación oficial, ya hay trascendidos en el ámbito gremial sobre una posible convocatoria del Gobierno a paritarias para los profesionales de la salud de la provincia de Buenos Aires en el transcurso de esta semana. “Se hace inadmisible la falta de convocatoria paritaria a los profesionales de la salud”, enfatizaron desde la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la provincia de Buenos Aires (Cicop). Quienes consideraron que “las declaraciones de la ministra de Trabajo provincial acerca de la falta de recursos para formalizar propuestas de aumentos salariales para los estatales se contraponen fuertemente con lo que ha sucedido”. “La búsqueda de fondos para hacer frente a las necesidades económicas de los trabajadores debe contemplar todas aquellas posibilidades que reviertan el actual estado de cosas, requiriendo decisiones políticas insoslayables”, marcaron.

Reclamos
La Cicop sostiene que “en un marco de persistente inflación, con una importante pérdida salarial que se arrastra desde el año anterior y un alto deterioro de las condiciones de vida de los trabajadores estatales, la situación se ha vuelto casi insostenible”. Consultada sobre los principales reclamos que serían llevados para tratar en la paritaria, la referente local de APUSFE-CICOP Claudia Luquez afirmó a EL NORTE: “Desde el comité de crisis provincial el gremio plantea varios reclamos: paritarias, licencias, movimiento de los expedientes que siguen dando vueltas, que aseguren el EPP (equipo de protección personal) y el recurso humano. En el hospital San Felipe estamos a pleno, con muchos internados en todas las cohortes, leves, severos y graves. Hay personal de salud contagiado, pero algunos se van reintegrando”.

La situación sanitaria
“Desde el punto de vista sanitario, la situación sigue siendo alarmante. Con una cantidad de casos diarios que continúa sostenidamente alta y un gran número de fallecimientos por covid que lamentamos cotidianamente, la pandemia no deja de asolar a nuestro país. Ya no solo en el área metropolitana, que igualmente tiene numerosos contagios, sino también en diversas regiones del territorio, con problemáticas bien complejas y sistemas sanitarios al borde del colapso. Jujuy, Salta, Santa Fe, Mendoza, Córdoba, Neuquén y Río Negro se encuentran entre las provincias más afectadas.La apertura de actividades llevadas adelante por algunas administraciones y el “dejar hacer” de otras no vienen contribuyendo en nada a la detención de la evolución de la epidemia. Las escenas de concentración de gente en la ciudad de Buenos Aires, que con leves variantes se observan en muchos otros lugares, no permiten avizorar un panorama alentador”, señalaron desde el gremio a nivel provincial.Al tiempo que remarcaron que, en un contexto epidemiológico muy complicado, el principal cuello de botella del sistema es el personal de los equipos de salud.
“Luego de seis meses de iniciada la pandemia, predomina el estrés, la fatiga y la angustia. Sometidos a una gran presión, con el requerimiento de una concentración permanente y sin posibilidades de reemplazos, la situación se ha tornado de alta preocupación. La persistencia de contagios, la necesidad de aislamiento ante contactos estrechos y el dolor que provoca el daño grave de la salud de algunos compañeros, está originando un cuadro de mucho desgaste psicofísico. Por ello, insistimos en las licencias para los grupos de riesgo y que se incorpore la representación sindical en las ‘comisiones evaluadoras’ para trabajo domiciliario”, indicaron.