Jóvenes profesionales del CAJ San Nicolás en San Pedro


El Centro de Acceso a la Justicia de San Nicolás, organismo dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, condujo un operativo en el barrio popular La Tosquera de San Pedro, junto a fiscales, defensores del pueblo y concejales de la localidad vecina. Atendieron las principales problemáticas de los habitantes del lugar: Acceso a las tecnologías e internet, problemas con la documentación (DNI) y falta de servicios básicos para el desarrollo de la vida digna.


Manuela Fernández Nessi
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

El operativo que se llevó adelante en el barrio La Tosquera, tuvo un encuentro de los Centros de Acceso a la Justicia de distintas localidades, con fiscales y defensores de San Pedro y Baradero, y reunión con Concejales del FDT San Pedro.Con la participación de la Directora Nacional de Promoción y Fortalecimiento para el Acceso a la Justicia, el Jefe de Gabinete de la Dirección y la Coordinadora de PBA, junto al Ministerio de Desarrollo Social en San Pedro, abordaron las principales problemáticas que sacuden a los sectores más debilitados de nuestras sociedades.
El abogado nicoleño Jonathan Ingrata de 27 años, fue designado como encargado de coordinar las acciones del Centro de Acceso a Justicia San Nicolás a principio del 2020. Desde entonces y aún en contexto de pandemia por el Covid-19, trabajan intensamente en el territorio para acercar soluciones a los barrios que más lo necesitan. El CAJ es un organismo que brinda asesoramiento jurídico, contención psico-social, además de articular de manera directa con todos los organismos nacionales y provinciales de la ciudad, como por ejemplo: PAMI, ANSES, Registro Civil, etc.
El Centro de Acceso a Justicia local recibe más de 300 consultas mensuales, de vecinos nicoleños. En San pedro arribaron a fin de la semana, junto a un grupo profesional de jóvenes al barrio popular la Tosquera, zona vulnerable que se encuentra detrás de la papelera de la ciudad sanpedrina, por una articulación que hizo la coordinación provincial entre varios CAJ regionales. “Tuvimos dos reuniones importantes con fiscales y defensores de Baradero y San Pedro donde nos sentamos a hablar sobre los barrios populares. Principalmente, nos manifestaron que notan la falencia que vive la gente, se quedan sin datos y no tienen acceso básico a la tecnología. Además, no tienen manera de transportarse hacia fiscalía o asesoría”, contó Ingrata en diálogo con EL NORTE.

Pobreza
En ese sentido consideraron que es imprescindible que se habiliten las oficinas para “que las personas tengan el derecho de acceder a un punto virtual y tecnológico, junto a un acompañamiento real. También, es posible crear un 0800 para los barrios mencionados. Nuestro trabajo es de prevención, concientización, mediación y acompañamiento, en el territorio”, explicó. Las personas del lugar “no tienen colectivo, es una situación extremadamente vulnerable, incluso hay partes del barrio que no tiene agua ni electricidad. Esto también sucede en algunas zonas de San Nicolás”. Atendieron más de 100 consultas, un 40% sin documentación. Entregaron libretas de AUH ANSES, “al cual no habían podido acceder por falta de datos, señal y tecnología, ni nosotros con los celulares podíamos subirlo. Ahora está cerrado pero antes muchos tampoco podían llegar al centro de atención”. El barrio entró en el registro nacional del ReNaBaP, para que puedan tramitar por ANSES el certificado de la vivienda. Tienen un solo merendero, y una pequeña salita de atención sanitaria. “Un hombre murió hace unos días y lo trasladaron en carreta”. El próximo viernes el CAJ San Nicolás participara de una jornada de atención en Ramallo, en barrio Sur. Y la primera semana de octubre estarán en Pergamino.