El largometraje de Lucas Giuggia "Historias de la Rina y el Juan" fue seleccionada para el Festival de Saladillo


"Historias de la Rina y el Juan" es una adaptación del libro homónimo de Marga Santolín y muestra la vida de los primeros inmigrantes italianos que debían abandonar su país y sus familias para "hacer la América". Giuggia hace cine desde hace 25 años, y fue ganador del único Martin Fierro para una ficción local.


La película “Historias de la Rina y el Juan”, quedó seleccionada para participar del 17º Festival Nacional de Cine con Vecinos (Saladillo) que comienza el próximo martes 3 de noviembre hasta el sábado 7; se desarrollará en versión presencial y online, con apoyo del INCAA, del Municipio local y de numerosas entidades cinematográficas de Argentina. Aplicaron 60 películas independientes de toda argentina, de las cuales solo fueron seleccionadas 18 y 3 son nicoleñas.“Agradezco al público de San Nicolás que cada vez que hice una presentación en el teatro, se llenó”, dijo el director en diálogo con El Norte.Desde hace 25 años hace cine y es ganador del único Martin Fierro para una ficción local.
La vocación de Lucas Giuggia por el cine comenzó desde muy chico. Desde que tiene uso de razón juega a hacer películas. En un momento, su mamá le compró un proyector de juguete que pasaba diapositivas en la pared. Entonces Lucas aprovechó para realizar sus propias películas. Grababa el audio aparte y les cobraba la entrada a los chicos del barrio como si fueran al cine.Hoy, es Licenciado en producción y dirección radial y televisiva y hace 25 años hace cine, siendo el ganador del único Martin Fierro para una ficción local.“El Martin Fierro fue como un gol en la final de un mundial. Fue algo que siempre soñaba de chico, estar en una entrega de premios. Se dio con ´La prueba´ que fue nuestra segunda película y la convertimos en una mini serie. Así, nos dio la posibilidad de competir en el Martin Fierro del interior en el 2005 en la ciudad de Rosario. Fue hermoso. Fue el primer Martin Fierro para una ficción en la ciudad de San Nicolás”, recordó el director.

Motivación
"Hacer películas en el interior es familia y solidaridad", el cineasta Lucas Giuggia acaba de estrenar gratis en YouTube su nuevo filme, "Historias de la Rina y el Juan", que, dividido en cuatro cortometrajes, mezcla comedia con drama y está ambientado en los años 30 y 40 de un pueblo como San Nicolás donde filma desde hace 25 años "a puro pulmón"."Es muy difícil hacer ficción desde el interior porque el principal problema son los tiempos. Hacemos todo a puro pulmón y ad honorem. Nadie trabaja de esto solamente. Así que coordinar con los actores es toda una campaña", aseguró Giuggia."Filmamos cuando podemos. Hacer películas en el interior es familia y solidaridad. Y yo preparo gente cuando me parece que da con su aspecto para un rol. Muchos actores aquí tienen años de teatro. Eso es lo bueno, hay muchas escuelas".

Película
"Historias de la Rina y el Juan" es una adaptación del libro homónimo de Marga Santolín y muestra la vida de los primeros inmigrantes italianos que debían abandonar su país y sus familias para "hacer la América".Así, el primer corto es la historia de amor de Rina y Juan, quienes se conocieron trabajando en el campo desde infantes, en una relación de semi esclavitud con los hacendados."La historia es de los padres de la escritora y ese Juan, que jura que nunca se va a morir, quedó registrado en un libro y ahora en una película. Me pareció hermoso. Y, además, es una denuncia social de las infancias de antaño", señaló el realizador.También está la historia del carnicero Juan, quien es el galán del pueblo y que debe ponerse de novio para evitar que el marido de su amante sospeche de él.Otra historia es sobre la chica que "debía" llegar virgen al matrimonio, pero al quedar embarazada, su novio escapa por temor a las represalias del pueblo; mientras que la cuarta, como si fuera en forma circular, une las tres historias por medio del regreso de un joven al pueblo.“Soy de mezclar géneros a propósito. Me gusta hacerlo. Igualmente, siento unidad en el relato general. Esta película, también, es un homenaje para esas películas de antaño. Quise que sea un viaje en el tiempo. Estuve viendo mucho cine argentino del 40 y 50. (Luis) Sandrini. Tita Merello, Nini Marshall, Lucas Demare, un cine que llenaba salas. El cine pensado como espectáculo y como hecho artístico a la vez”.

Raíces
Hace 25 años que hace cine desde acá, aprovechando el público local. “Cuando hago cine pienso mucho en el espectador. Yo me ubico en ese lugar. ´Historias...´ fue un libro que me regaló su autora que era de Villa Constitución. Son historias de sus padres y vecinos, historias comunes que hacen a la historia grande. Me emocionó el libro. Supongo que las historias de esa Argentina en ciernes, de inmigrantes, nos identifican a muchos porque es nuestra historia, y eso quise contar. Esa esencia de otros tiempos. Soy nostálgico y me importan las raíces. Ya me pasó con la anterior, ´Una rosa en el piano´, que también era costumbrista y con reconstrucción de época. Generó un boca en boca genuino y llenamos varios teatros y salimos a recorrer pueblos con ella”.La película empieza con un juramento: “yo no me voy a morir nunca”, le dijo el Juan a la Rina cuando se contaron sus historias de sufrimiento porque los llevaban de sirvientes a los campos de los ricos. A ella la habían dado porque el padre había muerto y eran muchos hermanos y la madre viuda no podía con todos. Y Juan entonces le juró que no se iba a morir el primero. Cómo lo había hecho el padre de la Rina.