Lázzari: “¿Cuándo se van a acodar de los bonaerenses que trabajan?”


La pergaminense Susana Lázzari, integrante del bloque de diputados de Juntos por el Cambio (JpC) en la Legislatura bonaerense, fue una de los opositores que vía Twitter cuestionó duramente la ayuda económica que el gobierno provincial comprometió para “población vulnerable” sin acceso a vivienda. La oposición lo relacionó con la toma de terrenos en Guernica, predio desalojado por orden judicial este jueves.

“Gobernador Kicillof, ¿por qué quienes usurpan tierras son recompensados con $300.000? ¿Cuándo usted y sus ministros se van a acordar de los bonaerenses que trabajan y cumplen con la ley? No avalan tomas pero subsidian al que comete un delito”, twitteó la legisladora Lázzari, electa en representación de la Segunda Sección Electoral que San Nicolás integra junto con otros catorce distritos del norte bonaerense.
Otro que descargó sus críticas en la red social del pajarito fue Alex Campbell. “Negaron que las usurpaciones fueran un delito, ahora subsidian a quienes delinquen...mientras tanto miles de comercios y PyMES bonaerenses están cerrando. Kicillof: ¿no es tiempo de pensar en los trabajadores honestos de la Provincia?”, soltó el también diputado provincial de JpC. Otros que también twittearon contenidos similares fueron, por ejemplo, la exministra de Seguridad de la Nación y presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y el intendente de Vicente López, Jorge Macri.

La medida
Los subsidios de hasta $50 mil para personas con problemas habitacionales que el Gobierno lanzó este martes y generaron quejas en la oposición alcanzarán a entre 360 y 2 mil personas hasta fin de año.
El beneficio fue dado a conocer con la publicación en el Boletín Oficial del decreto 938/20, que dispone la creación del “Programa de Asistencia Crítica y Habitacional”, consistente en el pago de un subsidio de hasta $50 mil durante 3 meses, prorrogables por un lapso similar. De este modo, una familia podría llegar a cobrar hasta $ 300 mil durante 6 meses.
La medida despertó fuertes críticas de la oposición, que aseguró que se trataba de un “beneficio para usurpadores” y lo relacionó con las tomas de tierra como la de Guernica. Sin embargo, en la norma solo se menciona que se busca asistir a “población vulnerable” para que puedan acceder a vivienda y alimentos.