Se reglamentó la ley de teletrabajo, pero aún no entró en vigencia 


La ley de teletrabajo es un hecho pero todavía hay que esperar para que comience a aplicarse en la República Argentina. El nicoleño y abogado laboralista, Dr. Sebastián Mazzolini, explicó puntos importantes a tener en cuenta para comprender su funcionamiento una vez que pueda aplicarse.


Guillermo Puliti
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Es un hecho que el avance de la tecnología ha producido que la población, a nivel global, deba adaptarse a los cambios constantes que conlleva la modernización. Año tras año vemos como nuevas herramientas se incorporan a la vida cotidiana de todos y, en el último tiempo, notamos una clara adquisición de la tecnología en áreas laborales.En muchos empleos, de distintos rubros, la utilización de la tecnología es esencial para el correcto desarrollo de las tareas a realizar. Inclusive vemos como, a raíz de la pandemia, se tuvieron que adaptar a trabajar desde casa. Hoy, una computadora y un celular son suficientes para que se pueda cumplir con las funciones laborales.El abogado laboralista, Dr. Sebastián Mazzolini, en diálogo con Radio U FM 89.9, en el programa “Pila y media” (lunes a viernes a las 7:00), planteó conceptos importantes a tener en cuenta para comprender la nueva ley de teletrabajo. Está reglamentada pero todavía falta para que entre en vigencia.Ley N°27.555La ley de teletrabajo modifica la ley de Contrato de Trabajo para regular los derechos y obligaciones de las partes en la relación laboral que se desarrolla a distancia. La jornada laboral debe ser pactada previamente por escrito en el contrato de trabajo de acuerdo con los límites legales y convencionales vigentes. Las plataformas o software utilizados por el empleador para el teletrabajo deben desarrollarse de forma acorde a la jornada laboral establecida e impedir la conexión fuera de horario.
Mazzolini cuenta que la pronta regulación de la ley viene de la mano con la pandemia, donde, a causa de los protocolos, las empresas tuvieron que optar por que sus empleados se queden en casa al no poder concurrir al espacio físico laboral correspondiente. La ventaja más grande es que “permite que, pase lo que pase, la fuente de trabajo no se vea afectada”.Fue común en esta pandemia escuchar hablar de despidos por no tener las herramientas suficientes para que los empleados puedan seguir trabajando desde sus hogares. Con dicha ley, eso cambia.

¿Cuándo rige?
El anhelo de poder comenzar a implementar dicha ley lo antes posible, se ve condicionado por la pandemia. “Cuando la pandemia termine es cuando se comenzará a aplicar la ley en Argentina. Será una decisión por parte del Ministerio de Salud saber cuándo termina la pandemia para nuestro país, pero calculo que una vez vacunada gran parte de la población, se podrá comenzar a implementar”, manifestó Mazzolini.También, se deberá esperar noventa días desde la finalización del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Derecho y obligaciones
Las personas que trabajan bajo la modalidad de teletrabajo tienen: Los mismos derechos y obligaciones que las personas que trabajan de forma presencial. Derecho a una remuneración igual a la que percibirían bajo la modalidad presencial. Derecho a no ser contactada y a desconectarse de los dispositivos fuera de su jornada laboral y durante las licencias. El empleador no puede exigir al trabajador que haga tareas ni enviarle comunicaciones fuera de la jornada laboral. Cuando la actividad de la empresa se realice en diferentes husos horarios o cuando por alguna razón objetiva sea indispensable, se admitirá el envío de comunicaciones fuera de la jornada laboral. No se puede establecer incentivos para que el trabajador deje de ejercer su derecho a la desconexión. Los aumentos vinculados a la retribución de las horas suplementarias no se consideran incentivos.