Un nuevo intento local por regular la pirotecnia



Por quinta vez en los últimos seis años, en el Concejo Deliberante de San Nicolás fue presentado un proyecto de ordenanza destinado a prohibir la fabricación, la comercialización y el uso de artefactos de pirotecnia. La iniciativa corresponde al grupo local TGD Padres TEA, constituido por padres y familiares de personas con autismo. El proyecto de ordenanza fue dejado en Mesa de Entradas del Cuerpo Deliberativo local el pasado martes y su ingreso será votado el jueves próximo durante la última sesión ordinaria del actual período legislativo. La iniciativa es similar –por su temática– a cuatro anteriores: la primera presentada por el bloque del Frente Social en 2012; la segunda, por el propio Departamento Ejecutivo en 2014; la tercera, por el bloque del Frente Progresista Cívico y Social en 2015; la cuarta, también en 2015 por el entonces concejal Guillermo Cecchetto (a título personal). Las cuarto propuestas quedaron en la nada.
La de ahora es similar a aquellas cuatro, pero no idéntica. Mientras que las anteriores eran de corte eminentemente restrictivo y sus premisas centrales eran las de «prohibir», la propuesta actual es presentada como una «regulación de uso». Los vedados No obstante, también se pretenden prohibiciones, pero se proponen para ciertos y limitados tipos de dispositivos pirotécnicos: los petardos de ciertas características, las fuentes de bengalas, el mortero, el mortero con bomba, las “foguetas”, las cañitas voladoras. Y lo que se propone prohibir para esos tipos de pirotecnia con efecto audible o sonoro, es su fabricación, comercialización, tenencia, uso, manipulación, depósito, circulación y transporte.
En el artículo segundo de la actual redacción del proyecto, se busca dejar taxativamente expresa la prohibición de los denominados “globos aerostáticos pirotécnicos”. Para los demás dispositivos, en tanto, proponen: “En las celebraciones de interés general y previa autorización del Municipio, pueden utilizarse fuegos de artificio lumínicos y fumígenos, estando prohibidos los audibles o sonoros, y en la que estos sean manipulados por personas especializadas y en áreas autorizadas. Se invita al Departamento Ejecutivo a reemplazar, durante los espectáculos públicos, los fuegos artificiales por pirotecnia fría y juegos de láser y luces”, plantea el artículo tercero.


FOTO: La iniciativa más reciente corresponde al grupo local TGD Padres TEA, constituido por padres y familiares de personas con autismo. ILUSTRACIÓN