Maker Lab, un espacio abierto para diseñar y reciclar


Con la meta de desarrollar ideas que ayuden a la comunidad, estudiantes y docentes de la Facultad de Arte y Diseño (FAyD) investigan y crean en el Maker Lab, un taller abierto que integra diferentes disciplinas y ya cuenta con varios proyectos en desarrollo y otros a punto de concretar.

La iniciativa del Maker Lab nació en 2006 desde el taller de diseño, arte, tecnología y producción digital abierta. Pero su funcionamiento fue aprobado formalmente el año pasado con el objetivo de “generar un espacio abierto a la comunidad para resolver problemáticas comunes”, definió Javier Balcaza, diseñador industrial y coordinador del laboratorio. En 2018, presentaron el proyecto de producción de piezas a medida a partir de la recuperación y reciclado de residuos sólidos urbanos. Con esta idea, se busca la reutilización de materiales en desuso o que se consideren desechos, basados en la concepción de “la economía circular”.
Del trabajo participaron las cátedras de diseño industrial, diseño gráfico y medios audiovisuales. “Básicamente era un estudio metodológico de residuo plástico que se estaba viendo en Oberá. Nos preguntamos ¿qué se hace con ese residuo plástico? ¿dónde va y dónde surge?, ¿a quiénes afecta ese problema?”, detalló Darío Scromeda, estudiante de diseño industrial. A través de un trabajo en conjunto con la Municipalidad de Oberá, crearon un estudio de campo para entender la situación. “Planteamos situaciones públicas en las cuales se puedan utilizar estos desechos para el bien de la sociedad. Con el estudio de estos materiales, el polipropileno y el polietileo de alta densidad, logramos entender cómo sintetizar ambos materiales y lograr un material compuesto de estos dos polímeros para ser utilizado”, explicó Scromeda.
A partir del análisis de la problemática del plástico en la Ciudad se comenzó a pensar cómo transformar el desecho en objetos de uso. Una vez que realizaron estas pruebas, la Facultad, el Maker Lab y la Municipalidad organizaron un evento en la plaza de la Ciudad para demostrar estos avances e investigaciones que se fueron logrando y ver el impacto en la sociedad. “Este año hay que terminar de generar el producto. Hoy ya tenemos los prototipos, un pequeño sistema mobiliario para espacio público”, señaló Balcaza.

Investigar y hacer
“Este es un taller interdisciplinario que abarca a todas las carreras de la Facultad y buscamos especialmente ayudar a la sociedad en diversos aspectos”, comentó Iván Steger, estudiante de Diseño Industrial de la Facultad de Arte y Diseño. Balcaza agregó: “En este momento tratamos de impulsar para resolver problemáticas locales con los alumnos e integrantes de la sociedad. La idea es generar un espacio abierto y participativo donde pueda venir la gente con problemáticas concretas y así poder resolverlas a partir de producir dispositivos y respuestas a esas necesidades”.
Por su parte, Steger explicó: “En la carrera de diseño industrial nos vemos obligados a probar distintos materiales, tanto como una botella que encontramos en la basura como un pedazo de polifam de alto impacto o madera. Siempre tenemos que estar probando y haciendo cosas en el día a día. Eso viene con la idea mundial del fenómeno maker, que es la persona hacedora que se dedica a probar hasta lograr distintos resultados”. El mayor antecedente del Maker Lab fue el proyecto de lanas misioneras que implicó la participación de todas las carreras de la FAyD (http://argentinainvestiga.edu.ar/noticia.php?titulo=la_lana_misionera_como_material_de_diseno&id=2827). Además, la máquina de corte plasma que funciona en el laboratorio se diseñó y construyó con la colaboración de materiales. “Muchos de los pedazos son reciclados de otras máquinas y donaciones de empresas de la localidad. De esta forma logramos que personas que no tienen nada que ver con la Facultad vengan y vean cómo funciona el taller”, Iván Steger, estudiante de Diseño Industrial de la facultad de Arte y Diseño.
En la actualidad, el equipo se encuentra en etapa de pruebas de una impresora para imprimir objetos en cerámica. A su vez, desde el laboratorio trabajan en la divulgación científica. El año 2018 participaron del evento Movilfest con un curso abierto destinado a chicos para modelar en computadoras con impresiones 3D. Scromeda sostuvo que “a través del Maker podemos lograr una investigación, un conocimiento, fotografiarlo, documentarlo, para que esta misma entidad Maker se pueda transmitir a otras personas que no lo sepan o que quieran aprender, así se vuelve un conocimiento libre y mutuo en generaciones que vienen y poder brindarlo de manera social al resto de las entidad de educación, secundarios, primarios, jardines, en la misma casa, y que lo puedan aprovechar logrando crecer como sociedad”.


Claudia Sapa
claudia.sapa@campus.unam.edu.ar
Información Universitaria