Cinco subastas millonarias de autos


Existen modelos que por éxito comercial se trasforman en verdaderos clásicos. Pero si a esto se le suma pertenecer a alguna serie que ganó competiciones deportivas, o ser propiedad de grandes personajes, la cifra puede llegar varios millones de dólares.

Las razones de por qué un modelo se transforma en clásico son algo caprichosas. Puede ser su éxito comercial como un VW Beetle, tal vez por sumar tecnología inédita para la época como un DS o instaurar una moda de diseño que cambie los paradigmas estéticos. Pero a todo se le puede sumar un factor más intangible y es la propia historia del auto que permite la existencia de ejemplares con proezas deportivas o el tan simple hecho de haber sido propiedad de alguna personalidad importante para que su valor se eleve por la nubes. A continuación, una lista de 5 subastas millonarias de autos:
Ferrari 250 GTO: un ejemplar de 1962 fue subastado en 2018 por la casa RM Sotheby's por 48,4 millones de dólares, el mayor precio pagado, hasta la fecha, por un auto en una subasta. Este vehículo fue uno de los 36 fabricados con el agregado de haber sido mejorado por Sergio Scaglietti, como parte del grupo de cuatro autos que compusieron la Serie II GTO/64. Consiguió hasta 15 victorias en distintas pruebas automovilísticas entre 1962 y 1965.
Ferrari 3352: un modelo construido en 1957 que en febrero de 2016 fue subastada en París por la casa francesa Artcurial a precio de 32,1 millones de euros. Fue un ejemplar conducido por pilotos como Wolfgang von Trips y Mike Hawthorn, primer campeón del mundo inglés de Fórmula 1 con Ferrari, en 1958. El modelo ganó el Gran Premio de Cuba de 1958 y quedó en segundo lugar en la Mille Miglia de 1957.
Mercedes-Benz W196: este ejemplar de 1954 fue subastado por 19,7 millones de libras esterlinas en julio de 2013, el récord de ese momento. El alto valor se debió, en parte, a que era el único modelo con chasis 0006/54 que se podía conservar en propiedad privada, los demás están en museos o son de la propia de la marca. Pero además, este modelo fue conducido por el argentino Juan Manuel Fangio, pentacampeón de Fórmula 1, que lo llevó a la victoria en los Grandes Premios de Nürburgring y Suiza, ambos en 1954.
Aston Martin DBR1: por la suma de 22,5 millones de dólares, este modelo de 1956 entró en 2017 en el selecto grupo de autos millonarios. Fue la primera unidad de las cinco que se fabricaron y uno de los modelos más importante de la historia de la marca conducido por pilotos como Roy Salvadori, Stirling Moss, Jack Brabham y Carroll Shelby, entre otros. Además, ganó la prueba de los 1.000 Km de Nürburgring en 1959.
Duesenberg SSJ: este modelo de 1935 perteneció a la colección privada del actor Gary Cooper. Fue subastado por la compañía Gooding & Company en agosto de 2018 con un precio de 22 millones de dólares. Se fabricaron dos unidades de este Duesenberg SSJ, uno para Cooper y otro para su compañero de profesión, Clark Gable. (Fuente: Infobae)


FOTO: La Ferrari 250 GTO subastada en 2018 en 48,4 millones de dólares.