Triste balada del Presidente, la Gobernadora y el Intendente


¿Qué decir de esta semana que ya no fuera descripto con un meme, que no golpeara en los bolsillos, que no le arruinara la existencia a los comerciantes? San Nicolás implosionó en las urnas destrozando al presidente y la gobernadora pero rescatando la intendencia. Quedan cuatro meses de terremoto y cualquier cosa es posible. Como ya le preguntamos antes: Manuel ¿Qué vas a hacer ahora?.


Germán Rodríguez
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Domingo, 18.00 hs. suenan estridentes los teléfonos, el boca de urna dice cualquier cosa, nada que ver con las serias encuestadoras que cobraron sus buenas carretillas de guita para dar los datos que dan. Pasan las horas y yo sigo aquí escondido, con mi guitarra en la mano me vas a ver. Naranja Fanta por todos lados. Una señora grita de nervios, ¿gol de quien? pregunta un distraído. Llegan cifras pero… no puede ser, es mucho loco!. El bunker de Passaglia es una caldera, la gente está pegada a la radio como si jugara la selección, (bah ya nadie se pega a la radio cuando juega la selección). Te digo Manuel que en el cuarto oscuro había mucha boleta cortada tuya, le dicen los punteros al intendente que ya se come los dedos porque uñas no le quedan. Un petiso maldito le recrimina al lado “te dije, volvamos con los K, la gente no es de cortar boletas, tiene más ganas de estar en la casa que votando” pero se lo ignora por mala onda. En la tele los de TN tienen cara de velorio, algo saben, algún periodista avivado empezó a criticar a Macri “Que vergüenza el presidente que no está haciendo cosas por la gente, digo yo”. Hasta que…

Fiesta fiesta
El bunker de Cambiemos, perdón Juntos por el Cambio, es una fiesta, Manuel es levantado en andas por sus fans y lo tiran al aire entre carcajadas, risas y algarabía que se multiplica. Enseguida suena la música y se arma el baile, no hay manera de borrarle la sonrisa, mientras desde las pantallas Macri y Vidal hacen pucheros y el presidente le dice a la gente que vaya a dormir porque se viene el cuco. Si señores, la gente cortó boleta y los miedos se desvanecieron. A nivel país se sabía que el Frente de Todos había dado una paliza monumental y en San Nicolás la gente también votó en mayoría a los Fernández y Kicillof, casi igual que en todo el país. Por eso sorprendió la contundente victoria de Passaglia en un corte de boleta tremendo. Mientras tanto en el bunker de “Todes” también había fiesta y festejos porque lo fletan al gato, aunque la sonrisa de Comerio era bastante fingida “¿Ahora cortan boleta estos?” habría pensado en sus fueros íntimos mientras se abrazaba con los compañeros que mucho no se le acercaban y ya pensaban en sus bancas en el Concejo. Vieron cómo es la gente.

Llamados
El intendente que ya se ve cuatro años en el sillón, esta vez por el voto popular y no como herencia, estaba radiante con el bonete y corneta cuando comenzó a sonar el teléfono. “Es Mauricio para vos, te quiere felicitar”, le dijo un asesor, me parece que el Mono era. “Uy decile que no estoy, que me encuentro muy deprimido de la derrota en la nación y que a pesar de que acá arrasé, no puedo ser feliz, si él no es feliz” contestó Manuel mientras descorchaba un champagne y escuchaba a otro que le decía “che ¿te parece que ya lo llamemos a Alberto? ¿No será muy pronto para molestarlo? mejor en la semana”.
Después de que el presidente mandó a todos a dormir por cadena, en el bunker empezó a sonar el hit de Kapanga “andate a dormir vos” que todos empezaron a cantar y bailar en un largo trencito de festejos, cuando el teléfono volvió a sonar insistentemente. Tras un rato Manuel distraído lo atendió, era María Eugenia “Hola Manuel, qué dolor, qué dolor” expresó la gobernadora del otro lado de la línea. El intendente agarrándose la cabeza y reprochándose por atender, contestó “Si, es terrible, la gente no entendió el cambio”. La gobernadora agregó “esperaba tu llamado Manuel, sabemos que te fue bien, pero es raro que también perdimos en San Nicolás, no se entiende ese corte de boleta. El Pato Dileo me aseguró que San Nicolás era bien PRO, que está llena de viejos fachos, ¿Qué nos pasó?”. “Son los misterios de la vida, como las pirámides y el triángulo de las bermudas, yo recién estaba sentado con nuestra gente, todos deprimidos imaginate, y nos preguntábamos eso ¿Qué quieren?, ¿Ser Venezuela?, La verdad es que no salgo de mi desconcierto y realmente no me entusiasma ser intendente si no están ustedes, me voy a sentir muy vacío” expresó Manuel tapando el tubo para que no se le escapara una carcajada. “Mira Manuel, de eso quería hablarte. Te parecería que vayamos para San Nicolás, sos uno de los pocos intendentes nuestros que ganó, imagino que te vendría bien nuestro apoyo… Hola, hola, Manuel, pucha se cortó, qué lastima” dijo Vidal apagando el teléfono “hoy no nos sale una”.
Mientras tanto en San Nicolás el celular del intendente reposaba en el cesto de basura y un asesor le preguntaba “¿Qué hacemos Manuel?, ¿Querés que lo llamemos ahora a Alberto?”.