El amor por los animales callejeros


Por la superpoblación buscan llegar a un piso básico de castraciones diarias para disminuir la problemática. El congreso de Fotografía que se realizó en agosto, destinó buena parte de lo recaudado a Mundo Patitas, ONG que dedica todo su esfuerzo a rescatar perros y gatos en situación de calle: los alimentan, realizan atención veterinaria, los llevan a castrar y buscan familias adoptantes para nuevas crías y abandonados.


Manuela Fernández Nessi
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Entre sus principales objetivos buscan generar conciencia sobre la vacunación completa de las mascotas, la desparasitación y la castración, como cuestiones obligatorias; y por supuesto articulan para encontrar hogares y que los animales no queden en la calle. “No importa si las mascotas están en el hogar y no en la calle, de todas formas deben ser desparasitados, vacunados y castrados, es una cuestión de salud pública ya que muchas enfermedades zoonóticas son transmisibles a las personas”, afirman al unísono las entrevistadas, coordinadoras de la ONG Mundo Patitas.
El Norte dialogó con dos de ellas, Mónica Bellada y Andrea Peralta, ambas se capacitan constantemente, dan charlas para concientizar en establecimientos educativos, privados y públicos. Cuentan que es importante desmitificar algunos sentidos comunes y a la vez poner el foco en costumbres que arrojan un saldo problemático para los vecinos y vecinas de la ciudad. Trabajar por amor ¿Cómo colaborar?: Adoptando, donando alimento, medicaciones, pipetas, antiparasitarios o cuchas, apadrinando, ofreciendo lugar de tránsito o aportando un bono económico; ayudando con los traslados, haciendo voluntariado o simplemente difundiendo la actividad. “La donación que recibimos por parte del Congreso de Fotografía fue muy buena, ya que tenemos muchísimos gastos veterinarios”, reconoció Andrea.
A pesar de utilizar los turnos municipales gratuitos, para castración, recurren a realizar la práctica de forma privada ya que: “No nos alcanza”, afirman. “Cuando tenemos alguna urgencia o no podemos esperar el turno municipal, recurrimos a las veterinarias privadas. Además, hay internaciones que requieren costos bastante elevados, sumando los alimentos y traslados”, puntualizó Peralta. Buena parte de lo recaudado, la destinaron a comprar insumos para medicar a los animales: “Por ejemplo, en este momento nos quedamos sin desparasitante, se va como el agua, es mucha la cantidad de cachorros abandonados”, dijo la entrevistada al tiempo que admitió que el aumento del dólar golpeó fuertemente en las listas de precios. Otro insumo que utilizan frecuentemente es el aerosol ´Curabichera´, que sirve para el control de miasis cutáneas: “En los días de sol y calor, cuando el animal está lastimado, la mosca muy rápidamente pone huevos y nacen los gusanos, un parásito externo que come el cuerpo del animal y lo deja en muy mal estado. Desde la ONG compramos aerosoles grandes pero también pequeños para llevar en la cartera e ir curando por la calle”, describió Andrea. “Decidimos embarcarnos en una organización sin fines de lucro con personería jurídica, y dejar de ser proteccionistas independientes, para poder articular con el Estado y conseguir mayores logros, como venimos haciendo durante los últimos años con mucho esfuerzo y dedicación”, relató Mónica.
Andrea agregó: “Fue importante comenzar a gestar e implementar proyectos y dejar atrás solo el asistencialismo, que de todas formas se sigue haciendo de manera desinteresada y es el motor que nos mueve a cada uno de los integrantes”. La ONG fue una de las impulsoras de la ordenanza que se aprobó a fin de año “Más Luces, menos ruido”, que buscó prohibir el uso de pirotecnia por el efecto negativo que tiene en animales y personas. El grupo está compuesto por Mónica y Nancy Bellada, Carlos Alberto Monje, Valeria Chelini, Marilina Bessaguet, Micaela Asenjo, Marcela Vidal y Andrea Peralta.

Problemáticas
Los ‘curabicheras’ se emplean a modo curativo o preventivo individual de animales, para curar o prevenir bicheras en heridas diversas que pueden causarse los animales de forma accidental (golpes, cortes, rozaduras, etc.) o por picaduras de otros insectos (garrapatas, tábanos, moscas, etc.) donde las moscas suelen depositar sus larvas. En San Nicolás, dada la superpoblación de perros callejeros, suelen estar afectados como resultante de las mordeduras que se producen entre ellos: “Se ve mucho en los testículos de los perros, ya que los machos se pelean por el lugar y por las hembras”, señaló Mónica. Por otra parte, mencionaron la importancia de no dejar que las mascotas descansen solas en la calle, salgan a pasear sin correa o sin la compañía de su dueño: “Tu perro en tu patio”, es la idea que vociferan desde la organización. “Hay mucha cantidad de perros y gatos accidentados, mordidos, en celo, cachorros muy pequeños desamparados, no podemos hacer la vista a un lado”, admite Mónica. Es mucha la cantidad de perros callejeros que se ven en las calles de San Nicolás, abarca tanto la zona céntrica como los barrios más humildes. “Hay superpoblación”, esto se da porque estamos muy por debajo del número de castraciones diarias para llegar a disminuir la problemática. El peligro está latente, no solo para los animales sino también para las personas y niños que recorren las calles diariamente. La parasitosis (interna y externa) es una de las afecciones más comunes y fácilmente transmisibles, entre otras enfermedades zoonóticas como la brucelosis o la hepatitis, que son transferidas al hombre por contacto. Además, por supuesto, las peligrosas mordeduras. Por todo esto enfatizan en la responsabilidad que deben tener los adoptantes, en cumplir con todos los pasos obligatorios a la hora de obtener una mascota.

Castración obligatoria
Existe una fórmula que determina: “Se debe castrar el 10% anual de la población canina y felina. Esta población se calcula estimando que cada dos habitantes hay un animal. Nuestra ciudad tiene 150.000 habitantes, la estadística arroja 75.000 animales en la zona, es decir se deberían castrar 7500 mascotas anualmente, no para extinguir la raza, sino para mantenerla”, detalló Andrea. Hasta el año pasado, se castraban únicamente 2500, muy por debajo del piso básico. “Hoy hay más animales que hogares disponibles para la adopción”, marcó la entrevistada. “Hace falta más compromiso desde el Estado para llegar a 32 castraciones diarias, un número que tendría efecto futuro para disminuir considerablemente la cantidad de animales callejeros. En este momento logramos que se estén haciendo 22 por día. Es un avance, pero es necesario aumentar y resolver la situación para ver resultados más rápidos”, definió Andrea. Esto se logra puntualmente aumentando el personal veterinario y de auxiliares, en un compromiso socioambiental, como también capacitando y actualizando constantemente a los profesionales, ya que hay prácticas avanzadas que permiten realizar una praxis de forma más rápida.“En algunos municipios ya se están haciendo castraciones que duran solo un minuto”, precisaron. La rabia es un tema aparte. Es importante difundir que el mayor contacto se produce por los murciélagos, el mayor transmisor de esta enfermedad. La vacuna para las personas es muy costosa y últimamente está en falta en los centros de salud donde se aplica. “Es una enfermedad que si bien no es muy común, no está del todo erradicada, y es peligrosa ya que los síntomas son silenciosos”. “Cuando hay un caso en un X perímetro se hace una vacunación completa de la zona; lo que sucede es que muchas veces los dueños de las mascotas no saben si estas estuvieron en contacto o no con el murciélago rábico”, dijeron, al tiempo que explicaron: “Mucha gente ignora que el murciélago es el principal transmisor, no los caninos ni los felinos”. Si un animal estuvo en contacto con un murciélago que presenta características rabiosas y no está vacunado, por protocolo lo pueden llegar a sacrificar: “Por eso hacemos mucho hincapié en la vacunación de las mascotas, aunque estén adentro del hogar”, apuntan las entrevistadas y vuelven a afirmar que es una cuestión de Salud Pública. El servicio de castración y vacunación está situado en Av. Álvarez 64 (de lunes a viernes de 7.00 a 13.00, con previo turno) o en el Tráiler sanitario móvil para castración gratuita y vacunación antirrábica. El tráiler de sanidad animal recorre los diferentes barrios de la ciudad, por períodos de tiempo prolongados para realizar la mayor cantidad de castraciones posibles por zona.


FOTO. El grupo completo en `La hora San Nicolás 2018´, en plena campaña ´Más luces, menos ruido´, que impulsó la ordenanza que prohíbe el uso de pirotecnia que afecta a animales y personas.