La recuperación del edificio de la Primaria 47, una prueba para la nueva gestión provincial


El estado del Edificio de la Escuela Primaria 47 fue en el ámbito educativo una de las banderas planteadas por el gremio Suteba y los candidatos del “Frente de Todos” en nuestra ciudad durante este año que termina. Su reparación había sido gestionada por el Consejo Escolar para el riesgo de inicio 2019, pero finalmente la provincia no envió el dinero. Vuelve a ubicarse como prioridad en 2020.

El enorme edificio de la Escuela Primaria Nº 47 y Secundaria Nº 6 de nuestra ciudad, ubicada en el exbarrio Fonavi -hoy Ginés García- fue un problema desde su inauguración hace mas de 30 años. Difícil de mantener y construido con materiales de segunda calidad generó infinidad de inconvenientes. De entrada comenzaron a “estallar” los pisos. Eran enormes pisos resueltos con pequeños cerámicos rojos y sin juntas de dilatación. Las consecuencias: pisos que se levantaban y cerámicos que se desprendían. Todavía quedan, aunque fueron sistemáticamente reemplazados por el viejo alisado de cemento. Un poco más adelante comenzaron los problemas con los vidrios. Pero en este caso no se trató de cuestiones edilicias, sino de vandalismo. Diariamente aparecían vidrios rotos producto de las gomeras, cascotes y otros elementos. Se hicieron refuerzos con rejas, pero la solución comenzó a llegar de la mano del policarbonato.
Otro tema fue su reja perimetral. Había en la parte delantera un gran playón cercado por una reja. Sistemáticamente fueron desapareciendo hasta que no quedó nada. Con el paso de los años se fueron deteriorando las instalaciones sanitarias, las instalaciones de gas, las aberturas en general y especialmente los techos. Un enorme techo de tejas sostenido por una estructura de madera con goteras, filtraciones y el accionar de la aves fue generado lo que podemos observar hoy. Durante muchos años, el Consejo Escolar fue atendiendo los emergentes con los escasos recursos que siempre tiene esta institución si se tiene en cuenta lo que recibe y el mantenimiento que debe realizar en los 89 edificios escolares del distrito.
Mientras tanto, y en forma conjunta con la Delegación de la Dirección Provincial de Infraestructura, se vinieron realizando propuestas de intervenciones integrales para comenzar a recuperar definitivamente el edificio. Una primera etapa de esta intervención fue el reemplazo integral de los techos y el cielorraso superior para desde allí “ir bajando” en la recuperación total.

Anuncio de la obra
A comienzo de enero del 2019 los consejeros escolares de San Nicolás ofrecieron una conferencia de la que entre otras cosas anunciaban la aprobación de 10,8 millones de pesos por parte de la Provincia para ejecutar proyectos que habían sido elaborados y presentados por la institución local. “En diciembre armamos, junto con la gente de la DPI, proyectos para un fondo adicional. Y ya nos han comunicado que autorizan las obras y nos asignan algo más de 10 millones de pesos”, decía por entonces el presidente del Cuerpo. Los casi $ 11 millones correspondían al Fondo de Riesgo de Inicio y se agregarían a lo que la Institución irá recibiendo periódicamente en concepto de Fondo Compensador. En cuanto a las obras a ejecutar con esos recursos, Gatti indicó que la institución intentará saldar “viejas demandas”. Por entonces explicaban: “La 47 del barrio Ginés García es una de las escuelas que está en peor estado edilicio. Históricamente, su justa demanda se ha venido postergando. Los dos últimos años trabajamos bastante en la escuela, haciendo las cosas que pudimos hacer con nuestros recursos ordinarios. Pero no las cuestiones más estructurales. Lo primero que hay que hacer es cambiar el techo, que es de tejas, junto con todo su cielorraso y su estructura de madera. En su momento, ya habíamos pedido a los arquitectos que hicieran una evaluación y un proyecto. Una de las partidas que logramos del Fondo de Riesgo de Inicio es para ejecutar la construcción integral nueva de ese techo y de toda la instalación eléctrica que iría en el cielorraso, que también se hará nuevo. La inversión asciende a casi 6 millones de pesos”. Pero el dinero nunca llegó. En una primera etapa se solicitó desde la provincia una “reformulación” de lo pedido reduciendo las cantidades, pero aun así las cantidades menores tampoco llegaron. Mientras tanto, desde el Consejo Escolar se siguieron realizando las tareas preventivas y de reparaciones que fue requiriendo la escuela para seguir funcionando. También hubo campañas de las que participaron profesores y alumnos en las que recaudaron fondos para diferentes objetivos.
Promediando el año electoral, esta fue la escuela insignia cuando desde Suteba y el espacio del “Frente de Todos” se planteaba la emergencia edilicia en la provincia y en la ciudad. Hubo muchas actividades de reclamos en torno a esta escuela, publicaciones y notas presentadas ante las autoridades por el gremio, reclamando el dinero para su reparación. Como si fuera poco, tiempo después el edificio comenzó a sufrir la visita de ladrones en forma frecuente, robando y rompiendo. Ante tales circunstancias, el Consejo Escolar invirtió el dinero necesario en reparar cada una de las roturas y mejoró el sistema de alarmas y monitoreo. Pero el dinero para la reparación integral nunca llegó. Una vez más la Escuela Primaria 47 se ubica como prioritaria en el listado enviado por el Consejo Escolar para el riesgo de inicio 2020. Aunque ahora la inversión es muy superior a los 6 millones de pesos que costaba a principios de este año. Teniendo en cuenta cómo se plantearon las cosas, lo que significó durante el 2019 la Escuela 47, sin lugar a duda que lleguen los fondos y comiencen las obras de recuperación de este edificio será a nivel local una primera prueba de la gestión provincial. Para beneficio de la educación pública y por la seguridad de los estudiantes que allí cursan, esperamos que finalmente se concreten las tantas veces postergadas reparaciones.