Recomendaciones a la hora de tener sexo virtual 


Desde el anuncio del Ministerio de Salud que recomendaba el sexo virtual para combatir al coronavirus y se daban un par de tips sobre cómo hacerlo, fueron muchos los expertos en la materia que quisieron volcar sus experiencias personales respecto a este nuevo paradigma de la salud. Las páginas porno, que en algún tiempo eran consideradas perversiones, hoy son catalogadas como grandes avances de la ciencia.



Germán Rodríguez
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

A partir de las recomendaciones del gobierno nacional respecto al sexo virtual y la importancia de masturbarse más seguido para combatir el coronavirus -que si llegamos a esto ya se está zarpando el virus podrido ese-, es que pedimos asesoramiento a expertos en la materia. El profesor Paulosky -uno coloradito lleno de granos y anteojos tipo culo de botella-, funcionario designado personalmente por don Ginés para tratar este tema, acercó algunos tips de como tener relaciones más que seguras.
“Yo llevo toda una vida de sexo virtual y jamás me agarré ninguna enfermedad contagiosa” aseguró vía web cam el profesional.“Es bueno que todas esas chicas que me llamaban cyber acosador depravado entiendan que lo mío era una cuestión nacional de salud y que esos audios con los que pensaban iniciarme una causa judicial, son en estos momentos tutoriales para tener relaciones sexuales en este nuevo paradigma del mundo”, agregó el experto.

Imágenes hot
“Es importante que la ciudadanía sepa al momento de enviar un audio erótico al objeto de nuestro deseo, corroborar de estar enviándoselo a quien corresponda, no confundir contactos. No está bueno decirle que la partirías como un queso y la harías hacer patito por todo el colchón a tu abuela o a un jefe. Cosa que me sucedió y me costó el laburo en la gerencia, y ni hablar de la abuela que me envió una foto de la enagua”, aclaró el funcionario como primera recomendación.“Es clave que los argentinos entendamos las cuestiones higiénicas. Si estamos en comunicación por videollamada con nuestra compañera de sexo, atender lo que está tomando la cámara, que las imágenes sean lo más sensuales posibles y que permitan que el otro también se excite. No es fácil la manipulación del celular en ese momento. He recibido consultas sobre si es recomendable al momento de sacudir el ganso tener en la otra mano el celular filmándonos para que nuestra sexting pueda entrar en calor viéndonos, mientras ella hace lo mismo y la observamos. Es difícil porque no solo habría que mantener el teléfono apuntándonos y con la otra mano ayudarnos y a su vez observar la pantalla. Un quilombo que por experiencia les diré que deja un enchastre difícil de limpiar, y la otra persona termina viendo cosas inapropiadas que no calientan ni a un preso. En mi último video con una tailandesa de 58 años se me fue la cámara, no me di cuenta y ella solo veía una trasero lleno de pelos que tenés que ser muy pervertido para excitarte”, espetó el entendido en esta delicada materia.

Virtualmente
Preguntas miles que se nos traban en el cerebro y que solo nos conducen a páginas porno, que en algún tiempo fueron consideradas una perversión y que hoy son reconocidas como lo que realmente son, terapias médicas intensivas. El profesor -según él, porque títulos no mostró- contó una anécdota: “Yo en realidad debo decir que estoy abstraído en un gran proyecto que tomé de una película de los 90. No soy muy agraciado y sinceramente desde la adolescencia que vislumbré que lo mío era el sexo virtual, así que basándome en “El Demoledor” una obra maestra de Stallone donde los protagonistas para tener relaciones usaban un casco tipo motito scooter que les permitía tener sexo sin tocarse, es que decidí dedicar mi vida y sapiencia para lograr un aparato similar”.Consultado sobre los avances respecto a esta maravilla tecnológica que tendría una trascendencia más grande que el advenimiento del internet, comentó que sigue totalmente en pelotas.