Por importante deuda salarial, los trabajadores de Clínica San Nicolás podrían ir al paro este viernes


Este viernes, el gremio de la Sanidad se presentará en la delegación local del Ministerio de Trabajo de la provincia a fin de tratar de consensuar con los administradores del centro de salud algún acuerdo de pago que permita ir cancelando la deuda acumulada. De lo contrario, en la misma jornada podría anunciarse un paro de actividades. “Hace siete meses que no se cobra el salario completo”, aseguró Mónica Chungo.

Los trabajadores de la Clínica San Nicolás vienen implementando medidas de protesta silenciosas desde hace un mes y medio, en virtud de la deuda que la institución médica mantiene con sus empleados. Hasta aquí, los reclamos se instrumentaron con reuniones en el hall de espera de la Clínica. Aunque esa metodología se ha endurecido en las últimas horas a partir de la advertencia de convocar a un paro de actividades si no se regulariza la deuda acumulada.

“Hace siete meses que los trabajadores no perciben el salario completo. Sólo se paga en cuotas, con lo cual se hace muy difícil estimar cuánto es lo que se le está debiendo a cada trabajador”, le aseguró Mónica Chungo a EL NORTE.

La secretaria general de ATSA San Nicolás anticipó que el gremio se presentará mañana en la delegación local del Ministerio de Trabajo de la provincia a fin de consensuar algún tipo de salida al conflicto, de lo contrario podría convocarse a un paro de actividades hasta tanto se ponga sobre la mesa una propuesta de solución. “La decisión de parar estaba tomada, pero los trabajadores decidieron esperar hasta el viernes (por mañana) para ver qué propuestas tiene la empresa para regularizar la situación”, afirmó la dirigente local del gremio de la sanidad.

En concreto, el gremio denuncia que la deuda se remonta a siete meses de pagos parciales, dos aguinaldos completos y unos $ 2.000 correspondientes a un premio acordado por el Día de la Sanidad del año pasado.

“Hace siete meses que la gente no cobra un salario completo, sino que se les paga un determinado porcentaje. Esto hace imposible saber cuánto se le debe a cada uno. Por eso estamos reclamando que expresen por escrito el total adeudado a cada trabajador”, se quejó Chungo. Para tener una noción de cómo es el mecanismo de pago actual, la secretaria general de ATSA San Nicolás señaló que el lunes le entregaron 1.300 pesos a cada trabajador.

El escenario a corto plazo no es muy alentador si se tiene en cuenta que las paritarias del gremio de la Sanidad vence este mes, con lo cual el gremio y las empresas deben sentarse a negociar el aumento que regirá desde agosto de este año a agosto de 2019.

 

Un contexto crítico

Las autoridades de la Clínica San Nicolás, en tanto, no esconden las dificultades que arrastran todo el sistema de salud privado de la provincia a partir del aumento de los costos fijos e insumos, combinado con el atraso en los valores de las prestaciones y la demora en los pagos por parte de las grandes obras sociales.

“Esto no es de ahora. Hace cuatro años que venimos padeciendo esta situación”, advirtió Mónica Chungo. Hoy la Clínica San Nicolás cuenta con 90 empleados, aproximadamente, de los 160 que fueron alguna vez. Extraoficialmente, lo que se dice es que muchos trabajadores decidieron irse a otros centros de salud donde cobran menos dinero, pero a término.

“La situación de la Clínica San Nicolás es muy grave. La única salida que vemos es que desembarque algún inversor que ponga el dinero para sanear las cuentas y los salarios de los trabajadores. Otra salida no vemos”, advirtió Chungo, tajante.

El panorama es complejo en todas las instituciones sanitarias de ámbito privado. En algunos casos se pagan salarios en dos veces, dentro del mes. En otras el sueldo se paga completo, pero a mediados o fin de mes. Este panorama no sólo se reduce a San Nicolás sino también a todas las clínicas de la provincia.