Clínica San Nicolás cumple con lo acordado mientras se baraja una solución de fondo


Tal como este medio informara oportunamente, el acuerdo celebrado entre la institución y los trabajadores de la sanidad por la regularización de parte de la deuda salarial está prácticamente cumplido. Ahora, se trabaja en la posibilidad del desembarco de inversores que traigan un poco de alivio a las cuentas.

En la audiencia de conciliación celebrada el viernes 6 de julio pasado en el Ministerio de Trabajo, la Clínica San Nicolás –a través de su representante legal- se había comprometido a abonar el martes 10 un 90 por ciento del salario correspondiente a un mes, propuesta que fue aceptada por los trabajadores y que sirvió para desactivar por 30 días la convocatoria a un paro en reclamo de retrasos acumulados en los últimos siete meses.

Ese acuerdo empezó a cumplirse con un pago inicial del 40 por ciento de un salario, y al día de ayer quedaba pendiente un 3 por ciento para cumplir con la letra del acta acuerdo firmado ante las autoridades locales del Ministerio de Trabajo de la provincia. Según pudo saber EL NORTE, ese 3 por ciento restante sería depositado a última hora de ayer, o bien el lunes próximo. Mientras tanto, la empresa sigue trabajando en la posibilidad del desembarco de un inversor privado que inyecte el dinero que permita regularizar las cuentas. Si bien hay hermetismo al respecto, este medio supo que aún no hay nada concreto para anunciar.

“El representante legal nos comunicó que existe la posibilidad de sumar personal médico a la Clínica, con el objetivo de crecer en servicios y desterrar la posibilidad de cierre definitivo de la Clínica San Nicolás”, le había dicho a EL NORTE la secretaria general de ATSA San Nicolás, tras la firma del acuerdo en el Ministerio.

Mientras tanto, los 90 empleados de clínica San Nicolás continúan desempeñando sus tareas diarias a la espera de que se cumpla el período acordado sin acciones. Y que la empresa presente una propuesta de regularización de la deuda total. Vale recordar que también se adeudan dos medios aguinaldos y un premio de $ 2.000 pendiente del año pasado. “Todos queremos que esta difícil situación se supere, por lo que los trabajadores van a hacer todo lo que sea necesario para seguir adelante”, explicaba Chungo.

Hoy la Clínica presta todos los servicios, aunque con menos personal. Se siguen haciendo cirugías, y también hay un importante número de internaciones. Nunca dejó de trabajar, a pesar de contar con menos médicos.

 

No sólo aquí

Empresarios de la salud enrolados en entidades como FECLIBA, ACLIBA I, ACLIBA II, ACLIBA III, ACLIBA IV, ADECRA y CONFECLISA afirmaron que peligra en muchos casos la continuidad de los establecimientos y, con ello la posibilidad de mantener miles de puestos de trabajo, tanto directos como indirectos, que se vinculan con la salud.

 

“Las instituciones sanatoriales se encuentran en un estado financiero y económico altamente crítico”, aseguraron en una reunión cumbre realizada en las últimas horas en la capital bonaerense.

Asimismo afirmaron que hay “una enorme preocupación por la falta de una actualización real, coherente con la situación actual, de los valores de las prestaciones que se brindan a las principales obras sociales, empezando por IOMA y PAMI”.

En la reunión también se analizó la situación derivada de las paritarias con los empleados agrupados en el sindicato de salud pública, con la finalidad de alcanzar un acuerdo viable entre las partes.