20.6 C
San Nicolás de los Arroyos
domingo, 21 abril, 2024

Edición N° 4756

Pedazo de basura espacial cayó y atravezó el techo de una casa habitada

Un extraño suceso ha generado intriga en la NASA luego de que un fragmento metálico, presumiblemente parte de la Estación Espacial Internacional (ISS), atravesara el techo y dos pisos de una vivienda en Naples, Florida. A pesar de que el incidente ocurrió el pasado 8 de marzo, afortunadamente no se registraron heridos, aunque había una persona en el lugar en ese momento.

Propietario de la vivienda afectada, relató que “fue un sonido tremendo. Casi le da a mi hijo”. “Él estaba a dos habitaciones de distancia y lo oyó todo. Pensé que pudo ser un meteorito”, agregó, mostrando su indignación por lo sucedido.

La NASA está llevando a cabo un análisis del trozo cilíndrico de aproximadamente casi 1 kilogramo para determinar su origen, mientras que la comunidad científica sugiere que podría tratarse de los restos de una batería desechada de la ISS como la causa más probable de este incidente.

Según los informes, se cree que un palet de baterías de 2,9 toneladas, utilizado para una actualización de las fuentes de energía en la ISS y descartado en marzo de 2021, podría ser el responsable. Este palet es el objeto más grande en términos de masa que se ha expulsado de la estación orbital.

La entrada no controlada de este objeto a la atmósfera terrestre estaba programada entre el 7 y el 9 de marzo, coincidiendo con el incidente en Naples. Jonathan McDowell, astrónomo de Harvard-Smithsonian, indicó que “no se desintegrará completamente durante la reentrada”, estimando que aproximadamente media tonelada de fragmentos podría llegar a la superficie terrestre.

Otero destacó la peligrosidad del incidente, subrayando la fortuna de no haber causado daños personales. La preocupación ahora se centra en quién asumirá los costos de reparación del significativo daño material causado a la propiedad del residente.

A pesar de los intentos de contacto por parte del afectado, la NASA aún no ha respondido directamente a estas inquietudes, según informó New York Post. La Agencia Espacial Europea (ESA) había monitoreado el descenso del palet, asegurando que el riesgo de impacto en personas era muy bajo.



La entrada no controlada de objetos procedentes del espacio es un fenómeno que suele ocurrir, según apunta la ESA, que destaca cómo aproximadamente una vez por semana, un objeto espacial grande reingresa a la atmósfera de forma natural, con la mayoría de sus fragmentos desintegrándose antes de alcanzar el suelo.

Sin embargo, este incidente resalta los desafíos asociados con la gestión de los desechos espaciales y la importancia de diseñar vehículos y hardware operacional que minimicen los riesgos asociados con la reentrada.

Según The Guardian, la NASA está llevando a cabo el análisis del objeto metálico recolectado “lo antes posible para determinar su origen”. Sin embargo, ya se especula que atribuir el objeto puede ser complicado, ya que las baterías eran propiedad de la agencia espacial, pero estaban adjuntas a una estructura de palet lanzada por la agencia espacial japonesa Jaxa.

error: ¡Contenido protegido!