23.3 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 14 junio, 2024

Edición N° 4809

Pérez Carreto sobre estafas digitales: “La única forma de ir repeliendo este tipo de acciones es aprender cuáles son los riesgos”

El coordinador de la Secretaría Especializada en Cibercrimen del Departamento Judicial San Nicolás explica cómo estar alerta a las estafas virtuales. “Nadie está exento de poder caer en una de estas prácticas”, dijo el Dr. Julio Pérez Carreto. A través de un mensaje, los estafadores se aprovechan de la vulnerabilidad y desconocimiento de las personas, haciéndose pasar por un amigo o familiar. A partir de allí, su acción es contundente. “El ciberdelincuente no nos da tiempo para pensar”, dice.

Pérez Carreto sobre estafas digitales: “La única forma de ir repeliendo este tipo de acciones es aprender cuáles son los riesgos”

De la redacción de EL NORTE

[email protected]

Las estafas a través de redes sociales, llamadas telefónicas y aplicaciones de mensajería como WhatsApp proliferan cada día más. Los engaños se renuevan casi a diario por lo que se recomienda “tomar precauciones”, a pesar de que “nadie está exento de poder caer en una estafa”, dijo el Dr. Julio Pérez Carreto, coordinador de la Secretaría Especializada en Cibercrimen del Departamento Judicial San Nicolás.

Simplemente, a través de un mensaje, los estafadores se aprovechan de la vulnerabilidad y desconocimiento de las personas (haciéndose pasar por un amigo o familiar). A partir de allí, su acción es contundente. “La única forma de ir repeliendo este tipo de acciones es ir aprendiendo cuáles son los riesgos”, mencionó y en esa línea tener en cuenta qué datos se pueden brindar y cuáles no.

 “Siempre el ciberdelincuente actúa en el momento, es decir, no nos da tiempo para pensar”, destacó Pérez Carreto, y agregó que “esa es una premisa fundamental que hay que tener en cuenta, en cualquier circunstancia”. En este sentido especificó, por ejemplo, si alguien nos está pidiendo dinero a través de un mensaje, haciéndose pasar con algún conocido, es posible que lo haga desde un número de teléfono que no corresponde efectivamente a esa persona. En esos casos se aconseja chequear si efectivamente se trata de la persona en cuestión con una llamada directa a su número personal, indagar si verdaderamente está haciendo la solicitud, etc.

Sigue habiendo estafas con los “hackeos de WhatsApp”, los cuales fácilmente se pueden desactivar. “No es que una persona desde una computadora toca tres botones e ingresa a tu celular; eso no existe”, dijo. La persona “obviamente engañada” es la que da acceso, porque “para que alguien entre a tu casa, vos tenés que darle la llave”, sostuvo.

En estos casos, los llamados de los estafadores se hacen pasar por empleados de diferentes entidades, empresas u organismos; como pueden ser Mercado Libre, Mercado Pago, Ministerio de Salud, empresas de servicios e incluso de WhatsApp. Suelen solicitar un código de seis dígitos que le envían a la víctima. “Esa estafa se desactiva cuando uno aplica lo que se llama ‘Verificación en dos pasos’”, destacó el especialista. Se trata de un código, también de seis dígitos, que permite verificar la cuenta en la app de mensajería, al igual que las redes sociales. Es importante que nunca se compartan esos números. No existe razón para que alguien lo solicite y, además, no sirve para hacer trámites o transferencias.

Llamadas

Otra de las modalidades frecuentes de estafa es a través de llamadas telefónicas donde falsos operadores, van engañando y guiando a la víctima para que descargue una aplicación desde AppleStore o PlayStore, según el caso. La persona “termina bajando una aplicación de manejo remoto”, es decir que una vez que se activa ese permiso, los delincuentes tienen acceso “a nuestro teléfono celular”. Ocurre en muchos casos, que para que el estafado no advierta la maniobra y que están ingresando a cuentas bancarias, “les hacen poner el teléfono celular dado vuelta arriba del módem”.

Por otro lado, relacionado a las empresas, para evitar estafas millonarias, “nosotros siempre recomendamos que las empresas tengan una computadora aparte para usar los Homebanking y realizar las transferencias bancarias. Explicó que se debe a que hay un virus a nivel mundial, el malware Grandoreiro, se introduce a través de correos electrónicos. Una vez dentro del dispositivo, el malware registra las pulsaciones del teclado, simula la actividad del ratón, comparte pantallas y muestra elementos emergentes engañosos, con lo cual recopila datos como nombres de usuario, información del sistema operativo, el tiempo de funcionamiento del dispositivo y, lo que es más importante, identificadores bancarios.

Entre otras recomendaciones del especialista, mencionó que, al momento de hacer una compra por Internet, se realice “a través de una plataforma segura” porque, de lo contrario, se puede ser víctima de una estafa.

Con respecto a las denuncias, Pérez Carreto recomendó realizarla si se es víctima de un delito informático; ya que para iniciar una investigación “sí o sí necesitamos la denuncia”. A la vez reconoció las dificultades que se presentan en ese proceso, ya que los ciberdelincuentes se “manejan en el anonimato”. No obstante, sostuvo que “muchas veces es difícil recuperar el dinero, eso lo aclaramos siempre”. Además, destacó que las nuevas modalidades de estafa se van conociendo a partir de las propias denuncias que realizan las víctimas. 

error: ¡Contenido protegido!