21.1 C
San Nicolás de los Arroyos
domingo, 29 enero, 2023

Edición N° 4307

QUBIC: EL TELESCOPIO SALTEÑO QUE INTENTARÁ AVERIGUAR CÓMO SUCEDIÓ LA CREACIÓN DEL UNIVERSO

QUBIC es un proyecto internacional de cosmología experimental que busca dar respuesta a una pregunta clave en el mundo de la ciencia: ¿Qué pasó en esas primeras fracciones de segundo después del Big Bang?



En términos técnicos, el telescopio será capaz de medir la polarización de la radiación de fondo cósmico de microondas, es decir, mensurar la oscilación de la luz en busca de vestigios de las ondas gravitacionales primordiales, que ocurrieron hace 13.800 millones de años.

QUBIC está conformado por instituciones y universidades de Argentina, Francia, Italia, Reino Unido, Irlanda y Estados Unidos, que incluye a más de 130 investigadores e investigadoras. Si bien existen otros desarrollos similares, la particularidad de este telescopio es que se trata de un interferómetro-bolométrico, cuya característica principal es la gran sensibilidad y el alto nivel de control de los errores sistemáticos instrumentales que se logra con la combinación de estas dos técnicas. Estas referencias lo transforman en el mejor equipo construido para dar certezas a las hipótesis existentes.

“Esto se puede hacer porque las y los científicos argentinos tienen una capacidad enorme. El CONICET y el Estado Nacional trabajan en este proyecto desde hace 15 años. Argentina está de igual a igual con los países que más desarrollan su ciencia y tecnología. Con estas acciones democratizamos el conocimientos”, dijo el Ministro de Ciencia y Tecnología, Daniel Filmus.

El “instrumento”, como lo denominan los científicos, es un criostato, mide 1,20 metros de alto por unos 80 centímetros de diámetro y su ventana de observación es de unos 40 centímetros. Además, cuenta con 256 detectores que, en un futuro, “debería tener 1.000”, según detalla Platino.

Nadie se atreve a hablar de plazos previstos porque, como explica García, “los tiempos son los tiempos que tenemos para tratar de descubrir lo que la naturaleza tiene para mostrarnos” y no pueden forzarse.

“Según las simulaciones para poder tener una relación señal-ruido que nos permita asegurar que lo que estamos detectando es el modo B de polarización, el tiempo estimado de adquisición de datos es 3 años, es decir, no vamos a tener una instantánea de la polarización”, expone.

Por esta razón otros miembros dicen de “un mínimo de tres años y medio y un máximo que llega al infinito”, porque “la belleza de la ciencia” radica en que “uno hace la medición porque no sabe exactamente qué va a encontrar”, incluso, concluye, “puede ser que no exista”.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!