29.5 C
San Nicolás de los Arroyos
martes, 29 noviembre, 2022

Edición N° 4246

RECHAZARON CAMBIO DE CARÁTULA EN LA CAUSA CONTRA JEREMÍAS RAMÍREZ

El Juzgado de Garantías no hizo lugar al pedido efectuado por la familia de Miguel Arroyo para que se cambie la imputación al conductor de la Amarok, protagonista del accidente que costara la vida de dos personas. Los damnificados solicitaban que sea juzgado por doble homicidio simple con dolo eventual.

De la redacción de EL NORTE
redaccion@diarioelnorte.com.ar



El juez de Garantías a cargo del Juzgado Nº 2 en lo Penal rechazó el pedido de cambio de carátula en la causa que se le sigue a Jeremías Ramírez, el joven que conducía la camioneta Amarok que impactó contra otros tres vehículos y produjo la muerte de Carmen Montes de manera instantánea y de Miguel Arroyo casi un mes después del siniestro a raíz de las graves heridas recibidas.

El juez Román Parodi, por encontrarse el magistrado Ricardo Luis Prati de licencia, fue el encargado de tomar la decisión que habría negado el pedido por entender que no le correspondía al juzgado pronunciarse sobre la carátula si no es en ocasión de la contestación de la requisitoria de elevación a juicio cuando no está en juego la libertad del imputado. Según el criterio del juzgado, y como no está regulado, quien caratula y es titular de la acción penal es el fiscal. Cuando se hizo el pedido para cambiar la imputación de doble homicidio culposo agravado a doble homicidio simple con dolo eventual, el fiscal a cargo de la investigación, Martín Mariezcurrena, habría creído conveniente que lo decida el juez de Garantías para que el particular damnificado tuviese la oportunidad de que alguien más se pronunciará sobre la solicitud.



Fuentes tribunalicias explicaron a EL NORTE que, de todas formas, en el juicio el particular damnificado tendría la libertad de poder acusar de la manera que le parezca más conveniente, aunque esa acusación sea distinta de la imputación efectuada por la fiscalía, por lo que los patrocinantes de las víctimas podrían sostener la acusación de doble homicidio simple con dolo eventual en el momento del juicio.

Pedido de cambio

El pedido de cambio de carátula había sido presentado por el abogado patrocinante Sebastián Mazzolini, luego de que se conociera el resultado de la pericia oficial que buscaba determinar la velocidad a la que se desplazaba la camioneta protagonista del accidente que costara la vida de Carmen Montes y Miguel Arroyo. La medida de prueba reveló que Jeremías Ramírez conducía a 112 km por hora al momento del impacto. Los familiares de Arroyo pidieron que se cambie la imputación que pesaba sobre el conductor de la Amarok. Solicitaron que deje de investigarse como doble homicidio culposo agravado que contempla una pena que va de 3 a 6 años y que la carátula sea reemplazada por la de doble homicidio simple con dolo eventual, que prevé una condena sensiblemente mayor que oscila entre los 8 y los 25 años de prisión. La solicitud había sido presentada ante la fiscalía, quien decidió remitirlo para su resolución al Juzgado de Garantías.

Respecto del estado de la causa, aún está pendiente la decisión por un pedido de impugnación de pericia que presentó la defensa de Ramírez, que sostiene que la velocidad en la que se conducía el vehículo que ocasionó el accidente era de menos de 72 km.

El siniestro

El terrible accidente había ocurrido durante la madrugada del 5 de febrero en la intersección de la calle Terrasson y Av. Savio. Jeremías Ramírez, de 20 años, chocó su camioneta Amarok contra otros tres vehículos. Producto del terrible accidente perdió la vida Carmen Montes, de 40 años, y cinco personas resultaron heridas de diferente consideración, entre ellas, Miguel Arroyo, de 39 años, quien falleció a causa de las heridas recibidas en el siniestro a poco de cumplirse un mes del accidente y que había cambiado por primera vez la carátula de la causa por la de “doble homicidio culposo agravado”. De todas formas, Ramírez permaneció en libertad a disposición de la Justicia.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!